miércoles, 28 de junio de 2017

"Cómo Lograr Que tu Hija Tenga Alta Autoestima".


Si sabe lo que merece nunca nadie le robará sus sueños. 
No le digas a tu hija que la quieres, demuéstraselo, es preciso que lo hagas de esta manera porque sí, las palabras se las lleva el viento. Sé que nadie nos enseña a cómo ser madres, pero por favor que a tu pequeña no le falten motivos para valorarse.

Recuerda que el amor es la clave en la formación de las nuevas mujeres, así que es tu responsabilidad asegurarte que el corazón de tu hija nunca sea lastimado, que nunca la denigren, que jamás se olvide de quererse o peor aún, que no sepa lo que merece. 
Si ella sabe lo que vale, sabrá lo que merece. 

Estas son las 9 formas más maravillosas para enseñarle a tu hija
 sobre "dignidad", la palabra que a las viejas generaciones
 no nos enseñaron y hoy nos mantiene presas
 de cientos de problemas. 

Sánate como mujer
¿Qué no eran regalos para tu hija? El mejor y más grande regalo que le puedes dar a una hija es tener una madre que no tiene problemas consigo misma o con su propia madre. Las mujeres tenemos una relación especial que une los eslabones de la cadena generacional, nosotras somos las que unimos o separamos familias, las que atamos o desatamos y si entre nosotras hay divisiones, nunca permitiremos que la abundancia llegue a nuestras familias y hogares.

Regálale el don de la femineidad
Hoy en día muchos padres están educando en libertad, cosa que me encanta, pero a veces se nos pasa la mano y eliminamos algunas cosas que son necesaria para el desarrollo armónico y pleno de nuestra identidad femenina ¿de qué estoy hablando? Te pongo un ejemplo: está perfecto que una niña tenga la oportunidad y no ser juzgada si gusta jugar con carritos y herramientas, pero es otra cosa muy diferente el que no se le fomente o anime a usar vestidos, aretes y las cosas que le hacen ser una niña y más tarde una jovencita y una mujer feliz y satisfecha con su género.
Educa con el ejemplo. 

Sé el mejor ejemplo de una mujer feliz
Si tú como madre reniegas de tu cuerpo frente al báscula, de tu periodo cada mes, del embarazo las labores domésticas y de todas aquellas "desventajas" por ser mujer, bueno, pues que no te extrae tener una hija que odie ser mujer, que reniegue de su condición y que viva constantemente sufriendo y no disfrutando su condición.

Ama a su padre
Si estás casada, soltera, viuda o inclusive si su padre desapareció, darle una imagen sana del primer hombre que debió amarla, es muy importante. Ella debe de ver en ti el amor al padre, el cómo es la relación de una mujer con un hombre, porque en su vida adulta lo emulará y sobre todo, si tiene papá, permite y ayuda a que ella y su padre se amen y tengan una relación especial padre e hija.

Ayúdale a entender, respetar y amar a los varones desde la igualdad
Nadie mejor que tú para enseñarle la sana relación que debe haber entre hombres y mujeres. No siembres prejuicios, temores u odios hacia los hombres por muy mal que a ti te haya ido con ellos, dale la oportunidad de que ella forme relaciones sanas y felices con los futuros hombres que encontrará en su vida.

Dale la confianza de saber que el día que se equivoque te tendrá a su lado
El gran problema de las mujeres es lo poco que nosotras mismas nos valoramos y lo poco que somos solidarias con otras mujeres. Trabaja en su autoestima, su seguridad, en su inteligencia y sí, también en su cuidado físico y presentación personal.

Dedícale tiempo
Las tardes de chicas, las pijamadas y las largas conversaciones son tan importantes cuando tienen 5 años que cuando tienen 30 y ya son madres. El tiempo que tú no le des, ella lo encontrará tal vez con quien le separe de ti y tus enseñanzas.

Dale fortaleza física
Ser femenina y delicada no es necesariamente algo que esté peleado con la fortaleza física y la salud. Tu hija debe aprender lo maravilloso que será para ella hacer ejercicio o practicar un deporte, comer sanamente y saber defenderse. Una mujer que se sabe fuerte en lo físico tendrá más posibilidades de ser fuerte en su mente y en su espíritu. La disciplina del deporte, fortalece no solo su cuerpo, la hace una mujer fuerte y entrenada en el esfuerzo de lograr lo que busca y dominar su cuerpo.

Ayúdale a conocer a Dios
Durante su vida, tu hija enfrentará situaciones adversas y posiblemente, no estarás a su lado, pero la seguridad de creer en Dios (o en la trascendencia) le ayudará a salir adelante y jamás estar sola. Dale el don de la esperanza, la fe y la seguridad de ser una hija de Dios (*del Gran Espíritu, o en quien tu creas).
¡La palabra convence, pero el EJEMPLO arrastra! 

Gisselle Acevedo.
*Edición Marcela Paz.

lunes, 26 de junio de 2017

"Clima Cósmico del 26 de Junio al 2 de Julio 2017: Gestionar la Matriz Generadora". Por Margit Glassel.


Después de la Luna Nueva en Cáncer seguimos con Sol, Mercurio y Marte en Cáncer. Es el momento perfecto para aprender a manejar el complejo mundo emocional. Cáncer es el primer signo de los tres signos de agua. Es cardinal; es decir que inicia y emprende. Es como el agua de un río. El agua de nuestras emociones empieza a fluir. Los diques se rompen, lo que hemos guardado empieza a moverse y a salir a la superficie. Brotan lágrimas, histerias, alegrías…somos capaces de sentir todo el espectro emocional humano y esto es bueno. Mercurio nos ayudará a observar las emociones y no dejarnos arrastrar por ellas. Si nos abrimos a ellas con aceptación será más fácil. Os recuerdo que Cáncer es el signo de la Madre y gobernado por la Luna. Podemos abrazar nuestras emociones tal como una madre abrazaría a su bebe: con cariño, atención y amor. Si hemos tenido dificultades en expresar lo que realmente sentimos podemos intentar de comunicarnos más con el corazón. Marte en Cáncer nos ayudará a usar nuestras emociones de una forma activa. Si me enfado aprovecho la energía para limpiar la casa a tope, así la descargo. Si siento muchas emociones escribo, pinto o bailo de alegría. Hay que moverse y expresarlas de una forma consciente, con coraje y sin violencia. La vulnerabilidad es la clave aquí. Es el agua que apaga la agresividad destructiva innecesaria. Mercurio y Marte estarán en conjunción este miércoles y esto puede generar cierta irritabilidad a lo largo de toda la semana pero también la capacidad de unir la mente y la acción o un estilo de comunicación más asertivo. Ambos reciben un trígono de Piscis cuyo efecto podemos notar sobre todo en la primera mitad de la semana. La pregunta aquí sería ¿Cuáles son mis sueños y como podemos manifestarlos? ¿Qué acciones concretas y que cambio mental necesitan para poderse hacer realidad? ¿Cómo puedo utilizar mi intuición de una forma concreta y escucharla más?.

En la segunda mitad de la semana empieza a hacerse notar la oposición Mercurio-Plutón y el fin de semana la de Marte-Plutón que será exacta el domingo. ¿Cuáles son nuestros tabús? ¿Qué es lo que nos da pánico y rechazamos de nosotros mismos? Para que algo nos irrite y de miedo tiene que haber una resonancia interna. Sino ni lo vemos fuera. No podemos controlar lo que aparece pero sí podemos disolver miedos e integrar la sombra. Plutón en Capricornio nos puede ayudar a ver y ordenar nuestras emociones y descubrir donde nos encerramos a lo cangrejo en nuestra cueva y somos indirectos y poco claros. Al ser una oposición es fácil que algo externo, una persona o una situación, nos activará este trabajo. Podemos tirar la pelota fuera o gestionar nuestra realidad desde la matriz generadora interna.

Así que hemos visto que Cáncer es el primer signo de agua y es donde empiezan a fluir las emociones. Os voy a contar algo más sobre los otros signos de agua: Escorpio es el segundo signo de agua, es fijo; es decir que puede ser intenso, resiliente e inamovible. Su agua es profunda y quieta. Es el agua de los pantanos en el que habitan nuestros monstruos. Es el fuego del agua. En estos signos nuestras emociones son intensas y el trabajo con la sombra es absolutamente necesario. Piscis es el tercero y es mutable; es flexible y se adapta. Es el agua de los océanos. El agua de las emociones se diluye. A veces no sabemos que es nuestro y que es del otro. Experimentamos una gran empatía; todo se vuelve más sutil. Nos disolvemos en algo más grande que el pequeño yo y nos fusionamos con el otro, añoramos el Ser o simplemente ensoñamos. El 1 de Julio tenemos a Quirón estacionario retrógrado. Esto significa que aparte de cambiar de dirección es extremadamente lento. Lleva ya un mes en el grado 28 de Piscis y seguirá todo el mes de Julio en este grado. Si hace aspectos con un planeta natal nos afectará especialmente. Nos invitará a sanar lo que no fluye bien en nosotros y que es simbolizado por el planeta en cuestión. Puede ser que nos muestra donde estamos inseguros o nos sentimos torpes para que descubramos el misterio de la vulnerabilidad y su efecto sanador.

Copyright© Margit Glassel
www.margitglassel.com
Margit en Facebook.
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────
Si quieres recibir una interpretación de tu carta natal
y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses
para comprender cómo estos te afectan personalmente,
o una consulta de tarot, no dudes en escribir a
margitglassel@yahoo.es
para más información acerca de su trabajo.
- Vía Skype o Presencial - 
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────

viernes, 23 de junio de 2017

"Luna Nueva en Cáncer". Por Margit Glassel.


"Solo puedo conectar de una forma profunda o nada en absoluto".
~ Anaïs Nin 
El sábado 24 de junio 2017 a las 4.31 am (horario español) (viernes 23 a las 22:31 en Chile) es exacta la conjunción mensual entre Sol y Luna. Esta vez a 2°47 de Cáncer. Con Mercurio a 5°53 y Marte a 12°49 de Cáncer también entramos en un nuevo ciclo lunar donde las energías acuáticas son muy fuertes.
Venus con un trígono con Plutón, ambos en signo de tierra y Júpiter con su cuadratura desde Libra, el signo de las relaciones, añade más información acerca de las profundas emociones lunares que se nos van a presentar en los próximos días. La transformación de nuestras relaciones es probable; un nuevo ciclo donde podemos expresar nuestras emociones de una forma más auténtica y sin tantas máscaras aunque para ello tendremos que superar los típicos miedos de Cáncer que le empujan a encerrarse en su caparazón de cangrejo o abordar los problemas de una forma indirecta. Plutón no va a tolerar lo que no es genuino y es capaz de arrancar nuestras protecciones artificiales con sus garras. No va a ser excesivamente difícil, el aspecto entre Venus y Plutón es un trígono es decir todo fluye y Júpiter, el Gran Benéfico desde Libra, el signo de Venus, estimula las energías lunares, es decir instintivas y emocionales.
Los temas afines con la Luna Nueva en Cáncer para formular nuestra lista de aspiraciones son:
  • El hogar y lo domestico.
  • La familia, seres queridos.
  • Las emociones, sentimientos, traumas.
  • El pasado y la infancia.
  • Sentirnos protegidos y seguros.
  • La Vulnerabilidad.
  • La intimidad.
  • La empatía.
  • Ser consciente de nuestras propias necesidades y de las ajenas.
  • La madre.
  • Nutrir y ser nutrido.
  • La comida.
Podemos soltar sensaciones de inseguridad, posesividad, miedos e hipervigilancia, apegos excesivos o malsanos, obsesiones y el mal humor difuso.
Copyright© Margit Glassel
www.margitglassel.com
Margit en Facebook.
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────
Si quieres recibir una interpretación de tu carta natal
y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses
para comprender cómo estos te afectan personalmente,
o una consulta de tarot, no dudes en escribir a
margitglassel@yahoo.es
para más información acerca de su trabajo.
- Vía Skype o Presencial - 
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────

"El Rechazo de los Demás".



Todo hemos sentido alguna vez esa sensación de “me rechazan”. El rechazo es una sensación de no sentirse aprobado, aceptado o querido por los demás, incluso, el rechazo puede ser también la indiferencia que sentimos de los demás. A lo largo de la vida todos sentimos el rechazo, la indiferencia o desaprobación no sólo de las personas que queremos sino también de personas que ni conocemos. ¿A qué se debe el rechazo? ¿Por qué las personas no nos toman en cuenta o son indiferentes con nosotros?.

Rechazo.

Cuando una persona nos rechaza o se porta indiferente, grosera o “mal” con nosotros, podemos sentir:

CULPA: por no haber podido ser lo que los otros esperan de nosotros.

ENOJO: por que esperábamos recibir un trato más digno y amoroso, o sentimos que nos faltan al respeto.

TRISTEZA: por que por más que hacemos, las personas parece no valoran nuestro esfuerzo o atenciones con ellas.

Rechazo y Dolor.

Lo primero que sentimos cuando alguien nos rechaza es dolor o un “golpe” en el corazón que nos dispara el enojo o más rechazo hacia el rechazo que recibimos, es decir, no queremos eso y lo desaprobamos con fuerza.  Este dolor de alguna forma hace que toda nuestra atención se concentré en el momento, la persona y la acción del rechazo y empecemos a pensar y decir o hacer cantidad de cosas. Podemos decir que entre más nos importa la aceptación ajena, mas es el dolor que sentimos.

¿Por qué nos importa tanto lo que piensen o digan los demás de nosotros?
Podría no importarnos lo que nos hagan los demás y fingir como muchos hacen, que actúan como si no les doliera el rechazo y procuran no hacerle caso y distraerse con otras cosas. O esperar a que se pase esta sensación. Pero si no entendemos la raíz del rechazo y el enojo que genera, entonces, cuando volvamos a sentir rechazo, volveremos a caer en la misma reacción dolorosa emocionalmente.

Observa que es lo que verdaderamente te enoja. 

Si observas tu enojo o tristeza cuando sientes rechazo, ya sea de un hijo, de un familiar, de un desconocido, etc., verás que en el fondo lo que más necesitas es ser aprobado. En el fondo, te importa mucho la aceptación ajena, o tienes ideas y creencias de ti mismo y de los demás que no te favorecen.

Creencias que te limitan.

Por ejemplo: puedes estar pensando que el respeto viene de los demás cuando no es así. Puedes tener la creencia de que las personas deben ser esto y lo otro, o darte esto y aquello, y no es así. Realmente, toda persona es libre de hacer, pensar y decir lo que mejor le place. Tu no tienes porque esperar a que alguien sea de alguna forma, porque eso se llama control. Tu puedes esperar de ti y de tus acciones, pero no esperar algo de los demás.

Mi hijo me rechaza. 

Por ejemplo: Ana, mamá de dos niños muy rebeldes, se sentía constantemente desaprobada y rechazada por ellos. Conforme los niños crecían, más fuerte era la desaprobación y rechazo para con ella. Un día, Ana notó que tenía creencias acerca de como debían ser los hijos, de cómo debían comportarse, así la habían educado a ella, y se había mostrado muy autoritaria y controladora con ellos, para que fueran lo que ella creía debían ser los hijos.
Un día a Ana le dijo alguien que lo principal para la educación de los niños era, primero que nada "aceptarlos como son", y luego, conciliar con ellos una serie de arreglos para que no rompieran nunca su capacidad de pensar por si mismos, de decidir y crear la vida que ellos quieran elegir. Ana entendía que su misión no era crear niños de un modo, sino acompañarlos en su crecimiento ayudándoles a pensar por si mismos, a ser creativos y a tomar decisiones por ellos, no por lo que los demás piensen.  

Mi pareja me rechaza. 

Por otro lado, Enrique era un hombre que constantemente se sentía rechazado y desaprobado por su pareja. Hacía todo para que ella estuviera muy bien siempre, incluso se callaba cosas para no molestarla y trataba de complacerla en todo. Pero ella seguía rechazándolo y desaprobándolo, al menos eso sentía él. Un día, Enrique fue con un amigo y este le dijo que él estaba tan preocupado por hacer feliz a su novia que entonces ella le había perdido todo respeto y dignidad, por que el mismo se la había perdido a si mismo negando lo que era, lo que sentía y realmente pensaba a cambio de complacerla a ella. Así que su propio rechazo atraía el rechazo de su novia, quien buscaba en un hombre no que fuera lo que ella quería, sino un compañero que le compartiera su verdadero Yo, con el cual ella pudiera también crecer.

Los demás me rechazan y son indiferentes conmigo.

Julio, un joven que tocaba música, se sentía constantemente rechazado y desaprobado por amigos y personas incluso que no conocía. No se hallaba en ningún lado. Un día que se sentía pésimo por no conseguir ese carisma que buscaba tanto, notó que siempre en competencia de los demás, no se sentía tan hábil como ellos y el mismo no se quería, se desaprobaba, no le gustaba su cuerpo ni muchas cosas de si mismos, y entendió que su propio rechazo e indiferencia consigo mismo eran la causa por la que necesitaba tanto la aprobación de los demás, porque el mismo no se la estaba dando.

Darte a ti.

Así que para curar el rechazo, lo primero que debemos hacer es trabajar con el propio rechazo hacia uno mismo, y con las creencias viejas que dicen que necesitamos de la aprobación de los demás para sentirnos bien. Es importante que si te sientes constantemente rechazado te preguntes cada día… ¿Dónde estoy controlando demasiado a los demás?, ¿Donde quiero que las cosas y las personas sean de una forma determinada y no los acepto?, ¿Que parte de mi rechazo y no me gusta?, ¿Cuantas veces al día me digo algo bello y me animo a seguir mis sueños?.

Recuerda que trabajar contigo es al clave esencial para lograr relaciones grandiosas y una vida plena y realizada. No pierdas la brújula de tu vida. Nadie puede hacerte feliz realmente, ni aceptarte o quererte realmente si no empiezas por hacerte feliz tu y te aceptas y amas así como eres, dándote siempre la oportunidad de cambiar hacia las cosas que realmente deseas ser y amas realizar. Obsérvate diariamente y te sugiero practiques este ejercicio.

Imagen de www.guiainfantil.com

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"Madre Interna: Nutrición y Amor incondicional a Mi Misma/o"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"Madre Ausente"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────


"Bendición Tibetana".



“Que todos los seres sean felices.
Que todos los seres alcancen la paz.
Que todos los seres estén protegidos de cualquier daño,
 interno o externo.
Que todos los seres estén sanos y fuertes.
Que todos los seres se liberen.
Que todos los seres se iluminen".

¡Que así sea, Así es, Hecho está!
Imagen de lamenteesmaravillosa.com
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"El Templo Más Sagrado"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────




"Ritual Para Un Nuevo Inicio". Por Claudia Campos Canifrú.

El oráculo nos dará un pequeño ritual 
para este nuevo inicio, 
aprovechando la luna nueva que comienza hoy, 
y el recién pasado solsticio de invierno.
Debes escoger entre la carta 1, 2 o 3.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Ritual de nuevo inicio, 
unidas/os a la luna nueva que comienza hoy
 y al solsticio de invierno.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

Si escogiste la 1: Llegó el momento de trabajar tus miedos, tus pesares, tus creencias negativas que no te dejan ser libre, ni te permiten escuchar tu corazón. Ritual: el tiempo para hacerlo es desde hoy y hasta el domingo en la noche. Busca un lugar tranquilo, pon algún mantra que te guste, y vas a enumerar tus miedos, del 1 hasta que se acaben. Escríbelos en una hoja de papel. Luego de escribirlos, vas a poner al lado de cada uno de ellos, de dónde viene ese miedo, quien te lo enseñó, dónde lo escuchaste. Dedícale tiempo a esta tarea, porque tienes que bucear profundo en tus recuerdos, ya que cada miedo nace en algún lugar. Cuando lo tengas claro, vas a romper el papel en cientos de pedazos pequeños, lo más pequeños que puedas, mientras repites: "A los miedos los dejo marchar con amor y gratitud. Elijo hoy y ahora liberarme de ellos. Soy una persona amada, valiente, bendecida y estoy a salvo". Los pedacitos de papel los puedes tirar por la taza del baño e irte a dormir con el corazón en paz.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Si escogiste la 2: Debes aprovechar esta hermosa luna nueva, que ayuda a los nuevos comienzos, para que dejes de maltratarte, de ser tu peor verdugo, y comiences a amarte tal como eres. Ritual: El tiempo para hacerlo es desde hoy y hasta el domingo. Busca un lugar tranquilo, pon un bello mantra, lápiz y papel y enumera todo lo malo que piensas de ti, desde lo físico, intelectual, cosas que crees que no has logrado, todo. Deja que las lágrimas corran, no inhibas tus emociones. Luego escribe al lado de cada cosa, cómo solucionarlo. Pon cosas concretas, pero amorosas, pequeñas metas fáciles de alcanzar. Tómate todo el tiempo que necesites. Una vez que lo tienes listo, dóblalo, ponlo en tu corazón y repite: "Tengo el poder de sanar mi vida. Me amo y me apruebo tal como soy, y atraigo a mi vida sólo a personas que me aman. Merezco amor y lo encuentro en todas partes." Guarda este papel como recordatorio, en un lugar privado.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Si escogiste la 3: Llegó la hora de poner los pies en la tierra, dejar de soñar con lo imposible y frustrarte cuando las cosas no resulten como lo soñabas. Es tiempo de ver la vida tal como es y no escapar de ella. Ritual: El tiempo para hacerlo es desde hoy y hasta el domingo. Busca un lugar tranquilo, pon un mantra y con un lápiz y papel, escribe todos tus sueños. Dale rienda suelta a tu imaginación y escribe desde lo más locos hasta lo que siempre deseaste, no te prives de ninguno. Una vez escritos, pon a lado de cada sueño cómo los va a lograr, sin trampa, cosas concretas que harás para que ese sueño se haga realidad, y si te atreves, puedes poner el tiempo en que se hará. Una vez que los termines, dobla la hoja, ponla cerca de tu corazón y repite: "Amo mi realidad y todo lo que me rodea. Abandono los sueños que me hacen parecer como un/a niño/a, y acepto crecer y ser un adulto. Mi vida es perfecta y la acepto tal como es". Guarda el papel y vuelvelo a leer en un mes más, para que veas los cambios que se han producido en tu vida.

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
Claudia Campos Canifrú.
Maestra de Tarot.
Claudia Corazón Feliz
+569 8 5683589
claudiacorazonfeliz@gmail.com
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

martes, 20 de junio de 2017

"Clima Cósmico del 19 al 25 de Junio 2017". Por Margit Glassel.


Esta semana las energías transitan del aire al agua. Mientras Venus sigue en Tauro invitándonos a conectar con el cuerpo, los sentidos, la paz y la naturaleza el mundo emocional se vuelve mucho más intenso y vamos a bajar de la mente al corazón con el ingreso de Sol y de Mercurio en Cáncer este miércoles. La entrada de Sol en Cáncer también marca el solsticio de verano en el hemisferio norte y del invierno en el hemisferio sur. También tendremos la Luna Nueva el sábado en Cáncer debido a la mensual conjunción de Sol y Luna. Marte también se encuentra en Cáncer y el trabajo será adentrarnos en nuestras emociones y sentimientos más profundos. Marte nos dará el coraje y las estrategias necesarias para aplicar nuestras comprensiones y ponerlas en práctica de formas muy concretas. La familia es prioridad este mes y si tenemos desacuerdos o hemos descuidado nuestros seres queridos es un buen mes para visitarlos, comer juntos, hablar o escribirles. Cáncer es el arquetipo de la Madre y nos puede ayudar a cuidarnos mejor. Nutrir es la actividad de Cáncer y esto es algo que tiene que ir en dos direcciones: hacia uno mismo y hacia los demás. Es importante encontrar el equilibrio entre nuestras necesidades y la de los demás. Plutón en Capricornio poco a poco se activa; con todos los planetas en Cáncer oponiéndose al Señor de la Profundidad nos empujará a transmutar las emociones que pueden surgir este mes. Cada emoción, cada pensamiento, puede convertirse en un portal hacia una comprensión y madurez mayor.
 Copyright© Margit Glassel
www.margitglassel.com
Margit en Facebook.
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────
Si quieres recibir una interpretación de tu carta natal
y de los tránsitos más importantes de los próximos doce meses
para comprender cómo estos te afectan personalmente,
o una consulta de tarot, no dudes en escribir a
margitglassel@yahoo.es
para más información acerca de su trabajo.
- Vía Skype o Presencial - 
───────»♣ ☆ ♡ ☆ ♣«───────
 

lunes, 19 de junio de 2017

"We Tripantu, Año Nuevo Mapuche".


We Tripantu o Wüñoy Tripantu es la celebración del año nuevo mapuche 
que se realiza en el solsticio de invierno austral 
- el día más corto del año en el hemisferio sur - 
entre el 21 y el 24 de junio

El 23 de Junio al inicio del anochecer, por lo general antes de las 18.00 horas, comienza un evento natural lleno de magia que para muchos pasa desapercibido. Se trata del “We Txipantü” (Año Nuevo Mapuche). El amanecer del 24 de Junio el pueblo Mapuche celebra según su calendario lunar, el comienzo del año nuevo, para ellos será el año 12.484.

Cuando empiezan a trinar los primeros pájaros, los mapuches levantan a los niños primero y los llevan a lavarse en algún río (tiene que ser agua en movimiento, que corra). Deben lavarse prolijamente el cuerpo de lo negativo del año que pasó. En el agua se va todo lo viejo, los malos espíritus, las enfermedades y los malos pensamientos.

Antes de que salga el sol, el los mapuche se reúnen para realizar el “nguillan mawún” (ceremonia del amanecer), donde se comunican con las fuerzas del cosmos. Cuando el sol aparece por las montañas del este, los mapuche gritan: “Auki we tripantu” (llegó el año nuevo) y “Wiñoi tripantu” (regresa el amanecer). Durante todo el día se juega “palín” (juego parecido al jóquei o a la chueca), y se hace “nguillatún” (ceremonia de agradecimiento). Además se bautiza a los niños con los nombres de antepasados y abuelos, mediante la ceremonia del “lakutun”. 


We tripantuWe xipantu o We txipantu significa en mapudungún
‘Nueva Salida del Sol y la Luna’.
En este nuevo período la tierra comienza a limpiarse con el agua que envía Ngenechén (Dios) a través del Ngen-ko (‘El Espíritu del Agua’) provocando un nuevo ciclo, que implica el término el ciclo anterior de preparación del suelo, siembras, cosechas y en donde la naturaleza limpia y prepara la tierra para otro período ... y así sucesivamente.

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

El Padre Sol comienza su regreso a nuestras tierras
y nuestros ancestros celebran un nuevo ciclo.

Nos unimos con el corazón y en oración 
para que la luz que regresa a este lado del mundo
haga brotar en abundancia 
todas las semillas de bondad, alegría, amor, riqueza,
entendimiento y evolución,
que hemos plantado en nuestro interior.

Que siempre honremos la vida con todas sus formas y reinos,
quienes habitamos sobre la Madre Tierra 
quien inicia este nuevo ciclo fecundada por el Padre Sol
 sosteniéndonos con fuerza, abundancia, amor y belleza. 

Gracias por la vida que se renueva
 y la consciencia que se acrecienta en nuestro interior.

Feliz Año Nuevo.
Marcela Paz.

Imagen Monte Pilatus, lucerna Suiza. 
Foto de @Scotts_shotz

viernes, 16 de junio de 2017

"Errores Psicológicos Comunes".


1. Esperar a tener ganas para hacer las cosas.

Casi todos hemos pasado por etapas en las que nos hemos sentido apáticos, desanimados y sin ganas de hacer nada (ni trabajar, ni hacer tareas domésticas, ni ver a nuestros amigos, ni siquiera dedicarnos a nuestras aficiones. Cuando esto sucede, con frecuencia nos instalamos en la pasividad, a la espera de que “mágicamente” vuelvan las ganas de hacer cosas, como quien está esperando a que se pase la gripe y todo vuelva a la normalidad. Desgraciadamente, esta actitud solo empeorará la situaciónprimero hay que hacer las cosas para que volvamos a tener ganas de hacerlas. Retomarlas poco a poco hará que vuelvan a recuperar el “color” y el atractivo que tenían.

2. Alejarnos de lo que nos pone nerviosos para estar más tranquilos.

Todos tenemos una tendencia natural a alejarnos de aquellas situaciones o estímulos que son peligrosos o amenazantes, algo que ha permitido la supervivencia de nuestra especie. El problema es que también aprendemos a temer otras cosas que no suponen un peligro real y que, de hecho, a veces son necesarias para llevar una vida feliz y plena. Por ejemplo, se dispara nuestra ansiedad ante exámenes o entrevistas de trabajo, medios de transporte que necesitamos utilizar, sensaciones normales de nuestro cuerpo, comentarios de otras personas…
En estos casos, evitar es una mala estrategia, ya que no solo nuestra vida se limita, sino que además nos impide comprobar que en realidad no era peligroso y sí podíamos con ello. Probablemente comenzaremos a tener cada vez más miedos a más situaciones similares, con lo que a la larga cada vez nuestra ansiedad aumentará y estaremos alimentando un círculo vicioso muy limitante.
Si aquello que temes es algo que en realidad te beneficia y no es un peligro real, la mejor estrategia es enfrentarte a ello: a la larga te sentirás más tranquilo.

3. Centrar nuestra atención en aquello que no va bien, ignorando lo que sí funciona.

También es evolutiva nuestra tendencia a prestar atención selectiva a los problemas y los riesgos, en lugar de atender a todo lo que es agradable y beneficioso para nosotros. Y una vez más, una tendencia que ha resultado muy útil para la supervivencia de nuestros ancestros se vuelve en nuestra contra, pues sobreestimar los problemas e ignorar lo que sí está bien tendrá un efecto sobre nuestro estado de ánimo y nuestra calidad de vida.
Y cuando aquello que analizamos de manera sesgada es el comportamiento de otra persona el problema es aún mayor, ya que probablemente nuestra relación con ella se deteriore porque habrá más choques y conflictos, mientras que pasaremos por alto muchos comportamientos de esa persona que sí nos gustan. Estos comportamientos, al no recibir ningún tipo de gratitud o aprecio por nuestra parte, probablemente irán desapareciendo y perdiéndose a la larga.
La solución, lógicamente, no pasa por ignorar los problemas y ponernos una venda en los ojos, pero sí por hacer un esfuerzo consciente por identificar aquello que sí nos gusta en nuestro entorno y, especialmente, en las personas que nos rodean y que nos importan, con el fin de potenciarlo y disfrutarlo.

4. Asumir que los demás deben hacer las cosas “porque es su obligación”, “porque me conocen”, porque es lo que yo haría”…

Una de las fuentes de malestar más frecuentes tiene que ver con que las personas no actúen “como deberían”, lo cual es fuente de muchos enfados y frustraciones. Esto se aplica tanto a nuestros amigos y compañeros, como a nuestra pareja e incluso a nuestros hijos. Tenemos una idea muy clara de cuál es la forma correcta de actuar y nos irritamos cuando nuestras expectativas se ven defraudadas.
En lo que muchas veces no caemos es en que esas ideas pueden ser muy diferentes de unas personas a otras: tenemos experiencias, preferencias, ideas, opiniones… muy distintas, por lo que es natural que no todos actuemos igual ni esperemos lo mismo.
En lugar de esperar a que el otro actúe “mal” y surja el conflicto, será mejor hablar directamente y dejar claro qué es lo que esperamos de la otra persona, pues así será más probable que nuestras frustraciones se conviertan en una convivencia más feliz para todos.

5. Expresarnos de forma exagerada o catastrofista en vez de ser literales.

Las formas sí importan, también cuando se trata de nuestra forma de hablar (y de pensar). Nuestro lenguaje está plagado de expresiones o “formas de hablar” que a veces son inofensivas pero otras veces contaminan lo que queremos decir llenándolo de una carga emocional que distorsiona el mensaje.
¿Cuántas veces generalizamos, diciendo que la otra persona “siempre hace lo mismo”? ¿O exageramos diciendo que “todo me sale mal”? Otras veces nos describimos las situaciones con más gravedad de la que realmente tienen (“Me han destrozado la vida”) o sugerimos soluciones destructivas (“Mátame, camión”).
Estas formas de expresarnos nos hacen sentir que el problema es más grave o doloroso de lo que realmente era, echando leña al fuego. Obligarnos a describir la situación de forma más literal y menos emocional nos ayudará a encontrar soluciones constructivas a nuestros problemas y a sufrir menos.

6. Negar con los hechos lo que decimos con las palabras.

“Hablar es gratis” y “las palabras se las lleva el viento”. Y sin embargo cuánto tiempo invertimos en explicar a los demás lo que nos molesta y en enfadarnos e indignarnos, pero luego nos sorprendemos porque todo sigue igual. Del mismo modo, creemos las buenas intenciones de otras personas (y las propias) a pesar de que una y otra vez no se corresponden con la realidad y seguimos dando por buenas esas “promesas”.
De nada sirve pedir a nuestro hijo que recoja los juguetes si acabamos haciéndolo nosotros. Tampoco valdrá amenazar a mi pareja con romper tras cada discusión si finalmente todo sigue igual. Ni pedir puntualidad a un amigo cuando le espero (y desespero) todo el tiempo del mundo hasta que aparece. Hacer resoluciones de año nuevo que olvido en una semana también cae en esta categoría.
Mostrar con nuestros hechos que los actos tienen consecuencias y que cumplimos lo que decimos es una vía no solo más eficaz, sino también menos conflictiva, de conseguir los cambios que queremos en nuestras relaciones.

7. Centrarnos en el pasado en vez de mirar a futuro.

A veces dedicamos más energías a repasar aquello que nos ha dolido o que no ha ido como esperábamos, sin hacer el mismo esfuerzo por buscar cambios y soluciones concretas para que no vuelva a sucedernos otra vez.
Un buen ejemplo son las discusiones en las relaciones de pareja o de amistad: empleamos mucho tiempo en explicar lo que nos ha molestado y cómo deberían haber sido las cosas, con el fin de conseguir que la otra persona se disculpe. Cuando en realidad sería más útil centrarnos en que eso no vuelva a pasar en el futuropedir un cambio concreto a la otra persona o llegar a algún tipo de acuerdo (sin necesidad de buscar culpables o de comprobar que el otro “se arrepiente”).

8. Quejarnos y dar vueltas a la cabeza en lugar de actuar.

Ante una situación que nos genera malestar, nuestras acciones lógicamente van encaminadas a intentar sentirnos mejor. Sin embargo, no todas las acciones o formas de manejar aquello que nos enfada, entristece o angustia son igual de sencillas de poner en práctica, y es natural que intentemos buscar las opciones más fáciles al tiempo que evitemos, en la medida de lo posible, enfrentarnos a situaciones desagradables.
Por ejemplo, ante una situación laboral que me parece injusta y poco gratificante, puedo ponerme a buscar otros empleos, tener una conversación con mi jefe… pero también puedo quedar con mis compañeros en el bar para desahogarme o visualizar en mi cabeza todas las exigencias que haré en la próxima reunión (pero que en la práctica no saldrán de mi cabeza).
Con frecuencia optaremos por estas últimas soluciones, ya que son mucho más sencillas que las primeras, pues no me exigen tanto esfuerzo ni me obligan a enfrentarme a una situación incómoda. El problema es que, aunque me hacen sentir mejor momentáneamente, en la práctica no resuelven el origen de mi malestar y además tienen efectos secundarios, pues probablemente acabaré sintiéndome mucho peor y dando vueltas constantes en mi cabeza a aquello que me molesta.