domingo, 10 de agosto de 2014

"Mi Don Está Alineado a Mi Corazón".



Cuando reconocemos que todos nuestros dones, 
nuestro trabajo y lo que nace de nuestro corazón 
para ponerse al servicio de otr@s viene de la Gran Fuente de Vida, 
comenzamos a vernos en justa medida.

Valorar nuestro servicio es el acto más precioso para mover nuestra vida, 
para dar poder a nuestro camino y lugar en el mundo.

Despertar felices para poner "manos a la obra" es un maravilloso regalo 
que sólo pueden vivir las mujeres y hombres que han decidido seguir su corazón.

¿Cuál es tu sueño? 
¿Qué es lo que tu corazón quiere ver nacer en ti?
¿Qué te gustaría estar haciendo aquí y ahora en tu vida? 
¿En qué te gustaría dar tu servicio?
 ¿Cómo te gustaría poner en acción tus dones?.