lunes, 30 de septiembre de 2013

"Enfermedad"



“Lo que llamamos enfermedad es la fase terminal de un desorden 
mucho más profundo. 
Es evidente que si queremos que un tratamiento sea totalmente eficaz, 
no podemos tratar únicamente los síntomas sin remontarnos a la causa fundamental 
de dicha enfermedad, a fin de eliminarla”.

Edward Bach.
Post: Leo H.



"Pregunta Esencial".



Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otros. 
No te dejes engañar por los dogmas, es decir, vivir como otros piensan que deberías vivir. 
No dejes que el ruido de las opiniones de los demás acalle tu propia voz interior. 
Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón 
y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. 
Todo lo demás es secundario.


Recordar que uno va a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa 
de pensar que hay algo por perder. Ya estás indefenso. No hay razón alguna 
para no seguir los consejos del corazón. 
Prácticamente todo — las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al fracaso 
o al ridículo — se desvanecen frente a la muerte, dejando sólo aquello 
que es verdaderamente importante.

Cada día me miro en el espejo y me pregunto: 
“Si hoy fuese el último día de mi vida, 
¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?”. 

Si la respuesta es “no” durante demasiados días seguidos, 
sé que necesito hacer algunos cambios.

Steve Jobs.

Del muro de Pitonisas y Chamanas.



domingo, 29 de septiembre de 2013

"Somos Dueños de Nuestro Destino". Jean Pierre Garnier Malet. (Entrevista).


Una interesantísima conferencia de el físico Jean Pierre Garnier Malet, autor de la teoría del desdoblamiento del tiempo.


Nos habla también de el Descubrimiento científico reciente de JPGM1: El tiempo es continuo pero posee instantes imperceptibles que permiten el intercambio permanente de informaciones con el pasado y el futuro. Llamadas "aperturas temporales" por JPGM, estos instantes imperceptibles nos proporcionan intuiciones, premoniciones e instintos vitales. Su control permite optimizar el porvenir antes de vivirlo, entender nuestra vida y crear un equilibrio individual y colectivo.

Olvidando todo lo que habéis aprendido, podéis volver a partir con nuevas bases tan asombrosas como imprescindibles. Usado en el día a día, este descubrimiento implica un total cuestionamiento de vuestro modo de vida y permite encontrar rápidamente un equilibrio, físico o psíquico, afectivo, familiar o profesional, correspondiente al equilibrio de vuestros pensamientos.




"La Teoría del Desdoblamiento del Tiempo". Jean-Pierre Garnier Malet.

Este físico, nos muestra la posibilidad de vernos como receptores y emisores de energía constante, que intercambia información para construir el futuro.

Jean-Pierre Garnier Malet es un doctor en Física francés, especializado en mecánica de los fluidos, que descubrió en 1988 que el tiempo se desdobla. La aplicación científica de esa teoría, permitió explicar desde la llegada de planetoides al cinturón de Kuiper, hasta el mecanismo de los pensamientos, o de la vida.

Porque, incluso en contra de lo que hasta hace poco tiempo se creía comprobado, Garnier Malet afirma que, gracias a su descubrimiento, puede comprobarse que no sólo el tiempo se desdobla, sino que el ser humano también, siguiendo la pauta de casi todo el universo.

Su descubrimiento fue avalado en el año 2006 por la revista científica norteamericana American Institute of Physics, de New York, por primero posibilitar la predicción y después permitir constatar la llegada de planetoides al sistema solar, entre otras utilidades científicas.

Desdoblamiento del tiempo y el ser humano
La teoría del desdoblamiento afirma que nuestro cuerpo es también energía que puede proyectarse hacia el futuro, extrayendo información de esa realidad paralela, que traslada a nuestra existencia presente. Según Garnier, de cada instante que vivimos, una pequeñísima partícula es información mental que recibimos inconscientemente, sobre nuestro futuro, de nuestro “otro yo”, formado de energía, cuánticamente hablando.
“Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible”, dice Garnier. Y explica, más gráficamente:
“El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.”

Imágenes subliminales, como en las películas

El doctor Garnier Malet comenta en su disertación que, de cada 25 imágenes por segundo que se proyecten en una pantalla, solo vemos 24, porque la número 25 nos pasa desapercibida, aunque nuestro cerebro capta subliminalmente la información que aporta esa imagen no advertida. De parecida manera, nuestro “yo”, lo que somos realmente, se desdoblaría en cuerpo físico con existencia consciente en el presente, y energía (que también forma parte de cada uno de nosotros) encargada de viajes en el tiempo, buscando el mejor modo de preparar nuestro futuro. Esa información, según Garnier Malet, se transmitiría al “yo” material, principalmente en las horas de sueño profundo. De ahí, la vital importancia que le da a la intuición, el pensamiento positivo y el instinto de supervivencia.
“Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada”, explica el científico.
Otra propiedad física, conocida como “onda-partícula”, desarrollada e investigada por el también físico francés Louis-Victor de Broglie y avalada por el propio Einstein, demuestra que también las partículas se desdoblan en corpúsculo y ondas de energía. Nuestros cuerpos, materia al fin, deberían seguir la misma ley, con propósitos definidos aunque, por ahora, ignorados para el ser humano. La teoría del desdoblamiento de Garnier Malet da sentido a ese propósito.

Pensamientos que crean futuro

Para poder utilizar esa información subliminal, aún inadvertida, que llega a nuestro cerebro gracias a nuestro yo “energético”, según la teoría sería imprescindible que cuidásemos la pureza de nuestros pensamientos. Ellos son, imaginando constantemente posibles futuros para nosotros, los que ponen barreras a la realización de nuestro hipotético mejor futuro.
Cierto es que, de continuo y dependiendo de las circunstancias, la mente nos presenta elucubraciones de lo que nos puede pasar, o lo que deberíamos hacer, de cara al futuro personal. Solemos tender a creer más en el peor futuro que imaginamos; solemos temer toda clase de imprevistos indeseables, o imaginar desenlaces nefastos a circunstancias puntuales. Esa tendencia hacia pensamientos negativos, dice Garnier Malet, propicia que nuestra energía “exploradora” del futuro busque en los parámetros que le indica nuestra mente negativa, provocando realmente un futuro poco halagüeño. Sin embargo, si pensamos en positivo, prestando atención a nuestra intuición en la resolución de conflictos, ese otro “yo” viajero nos traerá de la “otra dimensión” la información correcta para preparar un futuro simultáneo satisfactorio.
Si imaginamos o deseamos algún perjuicio para otra persona, asegura el físico francés, acabaremos por recibirlo nosotros mismos, ya que eso es lo que proyectamos como “orden de búsqueda” a nuestra parte energética. El pensamiento correcto debería ser lo más limpio posible, sobre todo en las horas cercanas al sueño, momento en el que se establece el mayor intercambio de información entre nuestros “yos” desdoblados.
Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente”
“El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en EL TIEMPO REAL Y EN EL CUÁNTICO, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real”
“Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). SOMOS A LA VEZ CUERPO Y ENERGÍA, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias”
“De día es muy difícil controlar el pensamiento, pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas”. Jean-Pierre Garnier Malet
La teoría del desdoblamiento del tiempo, descubierta por el físico francés Jean-Pierre Garnier Malet en 1988, tiene numerosas implicaciones científicas y prácticas. “Permite comprender  mejor el mecanismo de la vida y el funcionamiento de los pensamientos y explica cómo usar mejor nuestras intuiciones, instintos y premoniciones”.
A pesar de ser conceptos de física cuántica tan abstracto s y difíciles de entender, el Sr Garnier Malet lo explica con sencillez y se centra en consejos para aplicar en el día a día.
Podemos escuchar su teoría explicada por él mismo en este audio (él habla en francés y le traducen seguidamente al castellano):
INTRODUCCIÓN
La teoría del desdoblamiento del tiempo permitió explicar la llegada al cinturón de Kuiper de planetoides que están en el origen de explosiones solares de envergadura, pero Garnier va mucho más allá y nos cuenta que esa ley es aplicable a nuestra vida: “Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos”. Expuso su teoría  en la librería Épsilon de Barcelona
ENTREVISTA en la Contra de La Vanguardia (9-11-2010)
Tengo 70 años. Vivo en París. Casado, 2 hijos y 3 nietos. Soy doctor en Física, mi especialidad es la mecánica de los fluidos. La política debe sustentarse en la tolerancia. Tengo la certeza de que hay que pensar en los demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros

Su teoría ¿está avalada por la ciencia?

La respetada revista American Institute of Physics de Nueva York y su comité científico la han validado publicándola en el 2006 porque es una teoría que ha permitido, primero, prever, y luego, explicar la llegada de planetoides al sistema solar. ¿Quiere que le explique para qué sirve la ley del desdoblamiento del tiempo?
Sí, pero sencillito.
Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente.
¿Y todo eso sin enterarnos?
Exacto. Tengo una síntesis instantánea de un análisis que he realizado en otro tiempo aunque no tenga la memoria de ello.
¿Así funciona el tiempo?
Sí, en cada instante presente tengo un tiempo imperceptible en el cual fabrico un futuro potencial, lo memorizo y en mi tiempo real lo realizo.
¿?
Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.
¿Como en el cine, que sólo vemos 24 imágenes por segundo?
Sí, la número 25 no la vemos, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en nuestro comportamiento, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a nuestra memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.
Tenía entendido que las leyes de la cuántica no se aplicaban a las cosas grandes.
El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.
¿Nuestro otro yo cuántico crea nuestra realidad?
Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada.
¿Estoy desdoblada como la partícula?
Sí. Y sabemos que, si tenemos dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz. ¿Conoce el principio de los gemelos de Langevin?
No.
En los años 20, Paul Langevin demostró que si un gemelo viajaba a la velocidad de la luz, envejecía menos que el que se quedaba quieto. A Langevin no le creyeron. Hubo que esperar 50 años: en 1970, gracias a los relojes atómicos, se comprobó esa ley.
Entonces, en ese tiempo imperceptible pasó mucho tiempo.
Exacto: si puedo viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando regreso, no sé si me he ido, puesto que he estado ausente un microsegundo.
Estupenda propiedad, ¿pero quién es el que viaja?, ¿yo?
Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.
¿Y cómo asimilamos esa información?
En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada.
Vaya. El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la intuición.
¿Fabricamos potenciales por medio de nuestro pensamiento?
Así es. Si por ejemplo pienso en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede sufrirla usted u otro. De manera que la conclusión es: “No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los demás pensaran en hacerte a ti”. No es una ley moral ni filosófica, es una ley física.
Es difícil controlar el pensamiento.
De día, mucho; pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas.
¿Es como una oración? 
No, es una relación, y hay que dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso. La noche no sólo permite borrar potenciales no deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente.

El Doble (Garnier Malet): Cómo Solucionar Cualquier Problema en Una Noche (Video).


En este enlace encontrarás más información.

El Doble y la Teoria del Desdoblamiento del Espacio y el Tiempo 
(Garnier Malet), aplicado a la vida cotidiana.

"El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre 
que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real."

"Tu Canción".



Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, 
se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece 
la canción del niño. Saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa 
su particularidad, unicidad y propósito. Las mujeres entonan la canción 
y la cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás. 
Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción. 
Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.
Cuando se inicia como adulto, la gente se junta nuevamente y canta.
 Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción. 
Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos 
se acercan a su cama e igual que para su nacimiento, 
le cantan su canción para acompañarlo en la transición. 

En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual los pobladores cantan la canción. 
Si en algún momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se lo lleva al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo 
a su alrededor. Entonces le cantan su canción. La tribu reconoce que la corrección
 para las conductas antisociales no es el castigo; es el amor y el recuerdo
de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción 
ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros. 
Tus amigos conocen tu canción y te la cantan cuando la olvidaste. 

Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes 
o las oscuras imágenes que muestras a los demás. 
Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu totalidad cuando estás quebrado;
 tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confundido. 

No necesito una garantía firmada para saber que la sangre de mis venas 
es de la tierra y sopla mi alma como el viento, 
refresca mi corazón como la lluvia 
y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado.

- Tolba Phanem - Mujer, Poeta Africana.



Fuente: Secretos de las Estrellas

sábado, 28 de septiembre de 2013

"El Ego En Ti". Eckhart Tolle.


La mente busca alimento incesantemente, y no sólo para el pensamiento; está buscando alimento para su identidad, para su sentido del yo. Así es como el ego (el yo separado) viene a la existencia y se recrea continuamente a sí mismo.

Cuando piensas o hablas sobre ti, cuando dices «yo», sueles referirte a «yo y mi historia». Éste es el «yo» de lo que te gusta y de lo que te disgusta, de tus miedos y deseos, el «yo» que nunca está satisfecho por mucho tiempo. Es un sentido de quien eres creado por la mente, condicionado por el pasado y que trata de encontrar su realización en el futuro.

¿Puedes ver que este «yo» es pasajero, que es una formación temporal, como una onda que recorre la superficie del agua? ¿Quién ve que esto es así? ¿Quién es consciente de que tus formas física y psicológica son pasajeras? Yo Soy. Éste es el «Yo» profundo que no tiene nada que ver con el pasado y el futuro.

¿Qué quedará de todos los temores y deseos asociados con tu problemática situación existencial, que consumen cada día la mayor parte de tu atención? Un guión de varios centímetros de largo entre la fecha de tu nacimiento y la fecha de tu muerte inscritas en tu lápida. Para el ego este es un pensamiento deprimente. Para ti es liberador.

Cuando cada pensamiento absorbe tu atención lentamente significa que te identificas con la voz que suena en tu cabeza. Entonces los pensamientos quedan investidos de un sentido de yo. Esto es el ego, el «yo» creado por la mente. Este yo fabricado por la mente se siente incompleto y precario. Por eso el temor y el deseo son sus emociones predominantes y sus fuerzas motivadoras. Cuando reconoces que hay una voz en tu cabeza que pretende ser tú y que nunca deja de hablar, estás saliendo de la identificación inconsciente con la corriente de pensamientos.

Cuando notas esa voz, te das cuenta de que tú no eres la voz —el pensador—, sino quien es consciente de ella. La libertad estriba en conocerte a ti mismo como la conciencia que está detrás de la voz.

El ego siempre está buscando. Busca añadirse algo más de esto o de lo otro para completarse. Esto explica su preocupación compulsiva por el futuro. Cuando te des cuenta de que estás viviendo «para el momento siguiente», ya has salido del patrón mental del ego, con lo que surge la posibilidad de elegir prestar toda tu atención a este momento. Prestando toda tu atención a este momento, una inteligencia mucho mayor que la inteligencia de la mente egótica entra en tu vida.

Cuando vives a través del ego, siempre reduces el momento presente a un medio para un fin. Vives para el futuro, y cuando consigues tus objetivos, no te satisfacen, o al menos no por mucho tiempo. Cuando prestas más atención a lo que haces que al resultado futuro que quieres conseguir con ello, rompes el viejo condicionamiento del ego. Entonces tu hacer no sólo es mucho más eficaz, sino infinitamente más alegre y satisfactorio.

Casi cada ego contiene algún elemento de lo que podríamos llamar «identidad de víctima». La imagen de víctimas que algunas personas tienen de sí mismas es tan fuerte que se convierte en el núcleo central de su ego. El resentimiento y los agravios forman parte esencial de su sentido del yo.

Aunque tus agravios estén completamente «justificados», te has construido una identidad de víctima que se parece mucho a una prisión cuyos barrotes están hechos de formas mentales. Mira lo que te estás haciendo a ti mismo o, más bien, lo que te está haciendo tu mente. Siente tu apego emocional por tu historia de víctima y date cuenta de la tendencia compulsiva a pensar o hablar de ella. Mantente presente como testigo de tu estado interno. No tienes que hacer nada. Con la conciencia vienen la transformación y la libertad.

Los hábitos mentales favoritos del ego, los que le fortalecen, son la queja y la reactividad. Buena parte de la actividad emocional-mental de muchas personas consiste en quejarse o reaccionar contra esto o lo otro. Ello hace que los demás, o la situación, estén «equivocados», mientras que tú «tienes razón». Teniendo razón te sientes superior, y sintiéndote superior fortaleces tu sentido del yo. En realidad sólo estás fortaleciendo la ilusión del ego.

¿Puedes observar estos hábitos dentro de ti mismo y reconocer tu quejumbrosa voz interior por lo que es?

El sentido del yo característico del ego necesita el conflicto porque su identidad separada se fortalece al luchar contra esto o lo otro, y al demostrar que esto soy «yo» y eso no soy «yo».

Es frecuente que tribus, naciones y religiones consigan fortalecer su sentido de identidad colectiva teniendo enemigos, ¿Quién sería el «creyente» sin el «infiel»?

En tus tratos con otras personas, ¿puedes detectar ligeros sentimientos de superioridad o inferioridad hacia ellas? Lo que estás viendo es el ego, que vive de la comparación.
La envidia es un derivado del ego, que se siente disminuido cuando a otra persona le pasa algo bueno, o cuando alguien tiene más, sabe más o puede hacer más que tú. La identidad del ego depende de la comparación y siempre quiere más. Se agarra a cualquier cosa. Si todo lo demás fracasa, puedes fortalecer tu ficticio sentido del yo sintiéndote más maltratado por la vida o más enfermo que otras personas.

¿Cuáles son las historias, las ficciones de las que derivas tu sentido del yo?

La necesidad de oponerse, de resistirse y de excluir está incorporada a la estructura misma del ego ya que esto le permite mantener el sentido de separación del que depende su supervivencia. De modo que «yo» voy contra el «otro», «nosotros» contra «ellos».

El ego necesita estar en conflicto con alguien o algo. Eso explica por qué buscas la paz, la alegría y el amor, pero no puedes tolerarlos por mucho tiempo. Dices que quieres la felicidad, pero eres adicto a tu infelicidad.

En último término, la infelicidad no surge de las circunstancias de tu vida, sino del condicionamiento de tu mente.

¿Albergas sentimientos de culpa respecto a algo que hiciste - o dejaste de hacer- en el pasado? Lo cierto es que actuaste de acuerdo a tu nivel de conciencia, o más bien de inconsciencia, de aquel tiempo. Si hubieras estado más alerta, si hubieras sido más consciente, habrías actuado de otra manera. La culpa es otro intento del ego de crear una identidad, un sentido del yo. Al ego no le importa que el sentido del yo sea positivo o negativo. Lo que hiciste o dejaste de hacer fue una manifestación de inconsciencia, de la inconsciencia humana. El ego, no obstante, lo personaliza y dice: «Yo hice aquello», y así te creas una imagen mental de ti mismo como persona «mala».

A lo largo de la historia, los seres humanos han cometido incontables actos de agresión, crueldad y violencia hacia sus semejantes, y continúan realizándolos. ¿Son todos ellos condenables? ¿Son todos culpables? ¿O dichos actos son expresiones de la inconsciencia, de una etapa evolutiva que ahora estamos dejando atrás?.

Las palabras de Jesús: «Perdónales porque no saben lo que hacen», también son aplicables a ti.

Si con el fin de liberarte te marcas metas egóticas que te potencian o te hacen sentirte importante, aunque las consigas, no te sentirás satisfecho. Márcate metas, pero sabiendo que alcanzarlas no tienen la menor importancia. Cuando algo surge de la Presencia, significa que este instante no es un medio para un fin: la acción es satisfactoria por sí misma en cada momento. Ya no reduces el Ahora a un medio para un fin, que es lo que hace la conciencia del ego.

«Cuando el yo desaparece, desaparecen los problemas», dijo el maestro budista cuando le pidieron que explicara el significado profundo del budismo.

Eckhart Tolle.

"Hábitos que Desgastan la Pareja".

Hábitos que desgastan la pareja y llevan a romper la relación.

Estas son las cosas que no deben hacerse ni decirse en una pareja, porque llevan a peleas y un desgaste incesante que termina en la ruptura definitiva, según describe el portal Imujer. Respeto, comprensión, confianza, diálogo y, sobre todo, amor es lo que hay que tener para que la relación funcione.


#1 Criticar a su familia
Aunque mal te pese, los parientes no se eligen. Y si tu novio nació con esa madre, hermanos o tíos, pues debes aceptarlos o tolerarlos. Siempre habrá entre ellos un lazo filial muy fuerte, por más que lo escuches quejarse o criticarlos. Que tu chico lo haga, no te da derecho de hacerlo tú: a nadie le gusta que hablen mal de sus parientes de sangre.
#2 Espiarlo
Si crees que haces bien en controlar su Facebook o Twitter o el celular, pues estás muy equivocada. La falta de confianza no te llevará a nada bueno, y estar al tanto de semejantes detalles sólo terminarán por mortificarte.
#3 Pelear en público
“Los trapitos sucios se lavan en casa”. Si bien es hasta saludable alguna que otra pelea en la pareja, no lo es si son constantes. Y que el pleito sea en público, insultarse, y que todos se enteren de su intimidad, menos que menos. Las peleas en la pareja no deben caer en un estado incontrolable, porque todo se saldrá de las manos, incluso la relación entera.
#4 Abandonarse
Andar desaliñada todo el tiempo, sin maquillaje, y aumentar de peso sin preocuparse tampoco ayuda en una relación. Es sencillo: si dejas de preocuparte de ti mismo, menos lo harás por quien tienes al lado. Es otra manera de demostrarle cuánto lo quieres.
#5 Tratar de cambiarlo
Cuando criticas algún aspecto físico, o intentas mejorarlo, crees que estás haciendo un bien para él. Pero la crítica constante, y pretender que tu chico se convierta en otra persona completamente diferente, no es saludable. Debes aceptarlo tal cual es, como tú lo elegiste, sin tratar de cambiarlo por completo. Para eso, directamente búscate otro novio.
#6 Permitir que los problemas se vuelvan cada vez peores

Si crees que no pelear o discutir sobre algún asunto que aqueja la pareja es la solución, en realidad, la solución es lo contrario. No dialogar, evitar tratar un tema sin resolver, aunque sea peleando, sólo hará que ese asunto crezca aún más. Una buena comunicación es esencial para una buena pareja.

#7 Mentirle

Dicen que la mentira tiene patas cortas, y si te trata a tu novio es peor. Definitivamente no te llevará a nada bueno. Simplemente no lo hagas y deja que la verdad fluya.

"Salvación"



No hay nada que pueda hacer o alcanzar que lo acerque a la salvación 
más de lo que lo está en este momento. 
Esto puede ser difícil de comprender para una mente acostumbrada 
a pensar que todo lo que vale la pena está en el futuro. 
Ni nada de lo que usted hizo o le hicieron en el pasado 
le impide decir sí a lo que es 
y enfocar su atención profundamente en el Ahora.

Eckhart Tolle.


"Dos Síntomas de la Iluminación".


"De acuerdo con la antigua tradición de sabiduría del Vedanta, 
hay sólo dos síntomas de la iluminación, sólo dos indicios de que la transformación 
se está produciendo en tu interior hacia una conciencia superior. 

-El primer síntoma es que 
dejas de preocuparte. 
Las cosas o situaciones ya no te molestan o disgustan. 
Te conviertes en una persona de corazón ligero y lleno de alegría. 

-El segundo síntoma es que
encuentras cada vez más y más coincidencias significativas en tu vida, 
más y más sincronicidades. 

Y esto se acelera hasta el punto en que realmente logras experimentar lo milagroso".

Deepak Chopra.

"Inmunidad Natural".



“Las mujeres sabias tienen una inmunidad Natural. 
Dejan que todo fluya y refluya, sin trabajar, sin desear. 
Se apartan de las expectativas y nunca sienten que las han perdido.
Como no sienten la pérdida, sus Espíritus Viven para siempre.”

Pamela Metz y Jacqueline Tobin
The Tao of Women
Ilustración: Susan Seddon.



viernes, 27 de septiembre de 2013

"Hábitos"


La energía de nuestros hábitos es a menudo más fuerte que nuestra voluntad. 
Decimos y hacemos cosas que no deseamos, y más tarde nos arrepentimos. Nos causamos sufrimiento a nosotros mismos y a los demás. 
Nos prometemos no volverlo a hacer pero  reincidimos nuevamente.
Necesitamos la energía de la plena consciencia para reconocer y estar atentos 
a la energía de nuestros hábitos en el momento en que se manifiesta. 

.
.La consciencia nos permitirá evitar que los hábitos nos domine.
Bebemos una taza de té pero no somos concientes de que la estamos bebiendo.
Nos sentamos junto a la persona que amamos pero olvidamos que está allí.
En vez de vivir el momento estamos en otro sitio,
pensando en el pasado o en el futuro. 
Debemos iluminar con la luz de la consciencia todo cuanto hagamos
.para que la oscuridad que provoca la falta de atención desaparezca.

~ Thich Nhat Hanh ~