sábado, 31 de agosto de 2013

"Oración Apache".



Mirando hacia atrás me siento lleno de gratitud.
Mirando hacia el futuro me lleno de visión.
Mirando hacia arriba me lleno de fuerza.
Mirando dentro, descubro la paz.

-Oración Apache-



"Las Cuatro Sendas del Chamán". Angeles Arrien.


Las sociedades chamánicas basan el poder de su «medicina» 
en la energía de cuatro arquetipos universales: 
EL GUERRERO, EL SANADOR, EL VIDENTE Y EL MAESTRO.  

Si el curandero de una tribu es capaz de sanar a los enfermos, es porque ha destilado e integrado en su ser la sabiduría ancestral de estas cuatro imágenes mitológicas. Hace unos años la antropóloga californiana Ángeles Arrien expuso este conocimiento en Las cuatro sendas del chamán (Ed. Gaia). En este libro sugería que cada uno de nosotros puede recuperar el equilibrio interno, y la armonía con el entorno, a través del desarrollo de estos arquetipos. 

Hoy son numerosos los psicoterapeutas, como Charles Tart, Stanislav Grof o Liz Greene, que han incorporado a sus terapias técnicas chamánicas para inducir estados alterados de conciencia que despiertan en el paciente su propio poder sanador. 

También Ángeles Arrien propone utilizar las herramientas de poder de las culturas aborígenes para recorrer con ellas las diferentes vías del chamán, e integrar así en nuestras vidas la energía curativa de sus mitos. El camino lleva primero a reconocer sin ambages los aspectos sombríos de cada arquetipo. Es decir, qué actitudes relacionadas con esta figura mitológica nos ponen en dificultades continuas reclamando de ese modo más luz y espacio en nuestras acciones cotidianas. Y es que, al descuidar los aspectos luminosos propios del guerrero, el vidente, el sanador o el maestro, abrimos sin darnos cuenta una puerta a la enfermedad, depresión, soledad o autoabandono. Y, al contrario, al desarrollarlos logramos salud, sabiduría y entusiasmo por la existencia. Cada uno de nosotros puede identificarse más con uno o dos de estos arquetipos. Pero lo idóneo es que integremos las cualidades positivas de los cuatro para alcanzar la totalidad de nuestra esencia como seres humanos. A través del guerrero obtenemos los recursos del poder, la comunicación y el liderazgo; mediante el sanador nos vemos capaces de prestar atención a lo que tiene corazón; el vidente nos ayuda a percibir y decir la verdad en todo momento sin sentimientos de culpa; y, por último, el maestro nos enseña a desapegarnos, con sentido del humor, flexibilidad y objetividad, de situaciones, personas o cosas que nos hacen infelices.  

EL GUERRERO: coraje y poder.

El guerrero es un brujo, un explorador y aventurero, líder o protector que invoca la fuerza interior para estar presente ante cualquier dificultad y actuar como guía. Cuando no se ha desarrollado acostumbra a llamar nuestra atención haciéndonos caer en discusiones, conflictos y actitudes rebeldes frente a representantes de la autoridad, padres, jefes, el director del banco, el conductor del autobús, etc. O utiliza sus dotes de mando de forma abusiva y en beneficio personal. En el polo opuesto puede inhibirse, y entonces la persona prefiere ocultar sus talentos y actuar en la sombra para no asumir la responsabilidad, pero proyecta su necesidad de liderazgo en otros individuos a los que idealiza primero para luego, cuando no actúan como él espera, criticarles y competir con ellos. Estas actitudes negativas revelan una falta total de autoestima.  

PASOS PARA RECORRER LA SENDA DEL GUERRERO

** Desarrollar la capacidad de honrar y respetar las propias habilidades así como las de los demás, y las de todas las cosas creadas, sin hacer comparaciones y desde diferentes perspectivas. 

** Comunicarse de forma equilibrada: decir sinceramente lo que se piensa y hacer lo que se dice. Cumplir los acuerdos y palabras dadas. Y aprender a dar un «sí» o un «no» cuando sea apropiado para los propios fines. 

** Demostrar responsabilidad por cada acto. Por lo que se hace o por lo que se deja de hacer. Y encarar la vida con un ritmo de disciplina constante y a la vez flexible. 

** Alcanzar los tres tipos de poder universal. Los pasos anteriores llevan directamente a detentar el poder de la presencia, por el que la persona llega a mostrarse en cada instante con sus cuatro inteligencias –mental, emocional, espiritual y física– y emanar así un carisma que atrae a los demás; el poder de la comunicación que permite elegir de forma acertada las palabras, tono de voz, lenguaje no verbal, contenido y momento para expresarse; y el poder de la posición, que significa defender sin miedo una postura e informar a los demás por qué lo hace y de que actúa así por propia voluntad. 

ACTOS DE PODER PARA DAR LUZ AL GUERRERO INTERIOR 

Meditación: quince minutos al día al aire libre o ante una ventana. De pie, con la cabeza erguida, brazo izquierdo caído y derecho sobre el pecho, ojos fijos en un punto, pies separados a la distancia de los hombros. Hay que concentrarse en la sensación de estar arraigados en la tierra y en que ello posibilita el valernos por nosotros mismos, así como establecer límites y movernos en la vida desde la autoestima y el respeto por nuestros propios recursos. 

Instrumento musical: maracas. Su sonido, imitación del de la lluvia, crea un estado alterado de conciencia idóneo para la purificación y sanación del alma. Danzar es el acto de poder que más desarrolla este arquetipo y por ello ha sido utilizado por todas las culturas aborígenes. Según el tipo de ritmo elegido –fluido, entrecortado, lírico, sereno, caótico– el danzante adquiere gracia, refinamiento, alegría, paz o una vía para dar rienda suelta a su creatividad. 

Animales de poder: conectar a diario con la naturaleza del águila o los pájaros dota al al guerrero del valor necesario para enfrentar los desafíos que la vida le depara.  

EL SANADOR: gratitud y corazón. 

El sanador abre sus brazos al amor y a la gratitud. También muestra aceptación de las habilidades propias o ajenas. Y siempre tiene palabras amables, de aliento y de reconocimiento para el talento, carácter o apariencia externa de los otros. El modo en que este arquetipo reclama atención a través de aspectos sombríos es el descuido de la salud y bienestar personal. Cuando no escuchamos al sanador interno caemos en hábitos contrarios a la vitalidad, generalmente adicciones que abren la puerta a la enfermedad y el malestar.

Existen cuatro adicciones básicas que engloban todas las demás. Adicción a la intensidad, que fomenta hábitos destructivos para sustituir la sensación de aburrimiento por la de estar vivos. Adicción a la perfección, que vuelve a las personas rígidas e intolerantes con los errores propios o ajenos. Adicción a la necesidad de saber y controlar todo compulsivamente, que convierte al individuo en alguien desconfiado y arrogante. Y adicción a lo que no funciona, que se muestra en una tendencia a exagerar las experiencias negativas y aferrarse a ellas. 

 PASOS PARA RECORRER LA SENDA DEL SANADOR 

** Poner el corazón en los quehaceres cotidianos. Una fórmula para saber si lo estamos consiguiendo es preguntarse: ¿cómo tengo el corazón, pleno, abierto, claro o y fuerte?, o ¿a medias, cerrado, confuso y débil?. Si no nos sentimos con fuerza es porque nos falta coraje para ser auténticos. 

** Experimentar los seis tipos de amor universal: entre compañeros y amantes; entre padres e hijos; entre colegas y amigos; entre maestro y estudiante; terapeuta y cliente; amor a uno mismo y amor universal o espiritual. 

** Visión equilibrada: sentir estas formas de amor prepara a la persona para comprender que la sanación requiere actitudes como recordar lo que hemos olvidado sobre la conexión de las cosas vivientes y no vivientes; abrazar lo que más tememos; abrir lo que está cerrado y ablandar lo duro; experimentar lo divino; creatividad, pasión y amor; aprender a confiar en la vida y mantener un equilibrio entre el dar y el recibir. 

ACTOS DE PODER PARA DAR LUZ AL SANADOR INTERIOR 

Meditación: dedicar entre cinco y diez minutos diarios a la técnica del «acunamiento». Tumbado y con las manos sobre el corazón, izquierda encima de la derecha, hay que reconocer los propios talentos, el amor que se ha dado o recibido, y concentrarse en el propósito de desarrollar la autoestima. 

Instrumento musical: tocar el tambor. Su sonido imita los latidos del corazón y facilita su purificación. También ayuda a entrar en un estado de conciencia favorable para buscar guía espiritual. Practicar los ocho principios sanadores universales: llevar una dieta equilibrada; realizar ejercicio físico; reservar tiempo para divertirse; escuchar música; recitar cantos y contar historias que transmitan valores éticos; sentir amor y contacto físico con otras personas; desarrollo de intereses, aficiones y proyectos creativos; pasar tiempo en la naturaleza; y cultivar la fe en lo sobrenatural. 

Animales de poder: los sanadores están vinculados en general a los cuadrúpedos, renos, ciervos, caballos, vacas… Pero además han de estar en íntima conexión con la naturaleza y los árboles. Por ejemplo, cada primavera, algunos pueblos aborígenes ofrecen sus cicatrices y heridas, físicas o del alma, a un árbol para que las sane. Y hacen la promesa de no volver a hablar de ellas.  

EL VIDENTE: sinceridad y libertad. 

El vidente es el que dice la verdad. Su vía nos invita a ser quienes somos continuamente, por lo que nos recuerda de mil modos el sueño que deseamos realizar en esta vida. Cuando no le prestamos atención, su forma de reclamar luz y cuidados es sobre todo inventar un falso yo sólo para cubrir las expectativas ajenas. La persona abandona entonces su auténtico yo y suele hacerlo por tres motivos: por amor a otra persona; obtener la aprobación de alguien; o mantener la paz que cree haber conseguido. Cae así en una trampa que en realidad le vuelve débil de corazón e incapaz de decir la verdad. 

La otra artimaña sutil que este arquetipo utiliza es hacernos ver como ciertas las proyecciones de nuestros propios defectos o anhelos. Los espejos y cristales, que lucen cosidos a los trajes de los chamanes en algunas ceremonias, recuerdan este artificio de la mente por el que proyectamos en otras personas partes de nosotros que pueden ser positivas o desafiantes. Cualidades que nos gustaría tener y envidiamos pero desconfiamos poder alcanzar, o los defectos que más detestamos y tememos reconocer en nosotros mismos. Sólo cuando la proyección se cae y conseguimos ver a la persona tal y como es en realidad, podemos darnos cuenta de esas partes ocultas de nuestro ser y traerlas de nuevo a casa. Entonces suele despertarse en nosotros una compasión sanadora que nos permite colocarnos en el lugar del otro y enjuiciar la realidad con la objetividad del vidente. 

PASOS PARA RECORRER LA SENDA DEL VIDENTE 

** Desenmascarar las proyecciones: sólo así nos sentiremos libres para expresarnos tal y como somos, incluso para recuperar nuestros sueños infantiles y hacerlos realidad. 

** Evitar la negación y la indulgencia: negamos a las personas y situaciones cuando no somos capaces de aceptarlas como son. Y nos volvemos indulgentes cuando, llevados por el miedo, no enfrentamos los conflictos si ello significa alterar nuestra paz. 

** Liberar la creatividad: cuando estamos en conexión con nuestra autenticidad y dejamos a un lado ideas preconcebidas sobre lo que está bien y lo que está mal, el campo de la creatividad ilimitada siempre está disponible para que hagamos uso de él. 

** Decir la verdad: «hablar con la lengua del espíritu», como dicen algunos indios americanos, significa ser capaz de expresar lo que se siente sin culpabilidad. 

** Lograr las cuatro formas universales de visión: intuición para entender las voces interiores; visión externa que analiza con objetividad la realidad; visión interna que proporciona información a través del sueño e imágenes en estado de trance, y la visión holística que nos aporta un conocimiento completo de cada situación. 

ACTOS DE PODER PARA DAR LUZ AL VIDENTE INTERIOR 

Meditación: en movimiento. Caminar, correr, cocinar, nadar, incluso pasar la aspiradora, cualquier acción puede funcionar para obtener la solución creativa de problemas. También la plegaria puede procurarnos la ayuda de otros seres, o ayudarnos a recuperar nuestro propósito existencial.

Instrumento musical: campanas. Utilizadas tradicionalmente para convocar a la gente a los templos y asociadas por tanto a la espiritualidad, nos recuerdan nuestros sueños y nos conectan con nuestro ser esencial. Cantar las canciones que nos hicieron felices en la infancia, o recitar mantras con vibraciones que atraen la fuerza vital, como el Om budista, e incluso entonar sonidos inarticulados, posibilita al vidente recordar su proyecto existencial. Llevar un diario de sueños potencia la capacidad de tener premoniciones o resolver problemas de forma intuitiva. 

Animales de poder: serpientes, lagartijas, salamandras y, en general, los animales que se arrastran, pues la soledad y el silencio de los lugares desérticos donde habitan son muy propicios para despertar la visión interior. 

EL MAESTRO: claridad y fe. 

El maestro enseña a confiar y comprender la necesidad del desapego, y está abierto a cualquier resultado de sus acciones sin inquietarse ante un posible éxito o fracaso. Su forma de reclamar la atención a través de los aspectos sombríos es manifestar pautas de censura y control que llevan a la persona a mantener comportamientos rígidos, y juicios excesivamente subjetivos basados en el miedo y anclados en la falta de confianza. También se muestra mediante la confusión e ignorancia. Ambas son el lado oscuro de la claridad. Cuando estamos atrapados en ellas actuamos y opinamos bruscamente de manera inapropiada e inconscientes del contexto en el que lo hacemos. Otra fórmula a través de la cual el maestro expresa su necesidad de desarrollo son los apegos exagerados. Al aferrarnos demasiado a situaciones, relaciones o cosas, tendemos a controlar más que a confiar y perdemos objetividad. La sabiduría consiste en adaptarse a cada circunstancia con ligereza. 

PASOS PARA RECORRER LA SENDA DEL MAESTRO 

** Practicar la confianza: aprender a sentirse cómodos en la incertidumbre y la ignorancia de qué ocurrirá en el futuro o mañana mismo. Con el fin de integrar esta enseñanza los maestros utilizan trampas para sorprender a sus discípulos en situaciones inesperadas que les despiertan de sus rutinas y les permiten ver sus apegos. 

** No aferrarnos: hay que ser capaz de no engancharse en una situación conflictiva y mantener el sentido del humor. Cuando no nos vemos arrastrados y podemos mantener nuestra objetividad y capacidad de reírnos, eso demuestra que las cosas no nos importan tanto. Hay que recordar también que cualquier perdida, material o afectiva, nos hace más humildes y nos enseña algo más sobre la aceptación y el desapego. 

** Celebrar rituales: hacer ceremonias presididas por una intención sagrada honra los cambios de la vida y ayuda, en momentos de transición, a liberarnos del apego o del sentimiento de pérdida; de paso facilita el que todo vuelva a encajar en su sitio. 

ACTOS DE PODER PARA DAR LUZ AL MAESTRO INTERIOR 

Meditación: sentada, en la postura del loto, en una silla, o de rodillas. Mantenerse así, con los ojos cerrados y manos sobre las rodillas, quince minutos al día para acceder a la quietud y al silencio. Este tipo de meditación enseña a esperar, escuchar y observar los mensajes del maestro interior. 

Instrumento musical: palos y huesos. Chasquearlos representa el compromiso de romper con pautas y actitudes dañinas, sean familiares o culturales. Invocar los espíritus de los antepasados: las tradiciones chamánicas creen que las almas de nuestros ancestros nos acompañan y que podemos solicitar su ayuda mediante la danza o el sonido del tambor. 

Guardar silencio: las experiencias transpersonales se presentan con más facilidad en momentos de silencio y soledad, y a ser posible en medio de la naturaleza. No en vano el agua es venerada por los chamanes como agente de purificación y modelo de flexibilidad.. 

Animales de poder: las criaturas que viven en océanos y ríos son propias del maestro

Leer más en: http://laverdadoculta2012.blogspot.com
http://www.libros2012.net

"Preguntas que Te ayudarán a Liberar Tu Mente"


Estas preguntas no tienen respuestas correctas o incorrectas, 
porque a veces hacer las preguntas correctas es la respuesta.

1. ¿Qué edad tendrías si no supieras cuántos años tienes?

2. ¿Qué es peor, fracasar o nunca haberlo intentado?

3. Si la vida es tan corta, ¿por qué hacemos tantas cosas que no nos gustan, 
y porqué nos gustan tantas cosas que no hacemos?

4. Cuando todo está dicho y hecho, ¿habrás dicho más de lo que has hecho?

5. ¿Cuál es la cosa que más te gustaría cambiar en el mundo?

6. Si la felicidad fuera la dinero, ¿qué tipo de trabajo te haría rico?

7. ¿Estás haciendo realmente lo que quieres, 
o simplemente te conformas con lo que haces?

8. Si el promedio de vida humana fuera de 40 años,
 ¿cómo vivirías tu vida de una manera diferente?

9. ¿En qué medida has controlado en realidad el curso de la vida que has tomado?

10. ¿Estás más preocupado por hacer las cosas bien, 
o hacer las cosas correctas?

11. Estás almorzando con tres personas a las que respetas y admiras. 
Todos empiezan a criticar a un íntimo amigo tuyo sin saber que es tu amigo. 
La crítica es desagradable e injustificada. ¿Qué haces?

12. Si le pudieras ofrecer a un niño recién nacido sólo un consejo, 
¿cuál sería?

13. ¿Infringirías la ley para salvar a un ser querido?

14. ¿Alguna vez has visto locura en la que más tarde viste creatividad?

15. ¿Qué es eso que sabes que haces diferente de las demás personas?

16. ¿Cómo es que las cosas que te hacen feliz a ti no hacen felices a todos?

17. ¿Cuál es esa cosa que no has hecho que realmente quieres hacer? 
¿Qué te detiene?

18. ¿Estás aferrado a algo que tienes que dejar ir?

19. Si tuvieras que mudarte a un estado o país además del que actualmente vives, 
¿a dónde te moverías y por qué?

20. ¿Presionas el botón del ascensor más de una vez? 
¿De verdad crees que hace al ascensor ir más rápido?

21. ¿Prefieres ser un genio preocupado o un tonto alegre?

22. ¿Por qué eres tú, tú?

23. ¿Has sido el tipo de amigo que quieres como amigo?

24. ¿Qué es peor, cuando un buen amigo se aleja, 
o perder el contacto con un buen amigo que vive justo cerca de ti?

25. ¿De qué estás muy agradecido?

26. ¿Prefieres perder todos sus viejos recuerdos, 
o nunca ser capaz de hacer nuevos?

27. ¿Se puede conocer la verdad sin cuestionarla en primer lugar?

28. ¿Tu mayor temor se ha hecho realidad?

29. ¿Te acuerdas de ese momento hace 5 años cuando estabas muy molesto? 
¿Realmente importa ahora?

30. ¿Cuál es tu recuerdo más feliz la infancia? 
¿qué es lo que lo hace tan especial?

31. ¿En qué momento de tu pasado reciente te has sentido más apasionado y vivo?

32. ¿Si no es ahora, entonces cuándo?

33. ¿Si no lo has logrado aún, qué tienes que perder?

34. ¿Alguna vez has estado con alguien, no hablaron de nada, 
y te fuiste con la sensación de que acabaste de tener la mejor conversación 
que nunca habías tenido?

35. ¿Por qué las religiones que apoyan el amor han causado muchas guerras?

36. ¿Es posible saber, sin lugar a dudas, lo que es bueno y qué es malo?

37. ¿Si acabas de ganar un millón de dólares, dejarías tu trabajo?

38. ¿Preferirías tener menos trabajo que hacer,
 o más trabajo que hacer que realmente disfrutes?

39. ¿Sientes que has vivido este día cientos de veces antes?

40. ¿Cuándo fue la última vez que entraste en la oscuridad 
con sólo la suave luz de una idea en la que creías firmemente?

41. Si supieras que todo el mundo sabe que fuera a morir mañana, 
¿a quién visitarías hoy?

42. ¿Estarías dispuesto a reducir tu esperanza de vida por 10 años 
por llegar a ser extremadamente atractivo o famoso?

43. ¿Cuál es la diferencia entre estar vivo y estar viviendo de verdad?

44. ¿Cuándo es hora de dejar de calcular los riesgos y las recompensas, 
y simplemente seguir adelante y hacer lo que sabes es lo correcto?

45. Si aprendemos de nuestros errores, 
¿por qué estamos siempre teniendo tanto miedo de cometerlos?

46. ¿Qué harías diferente si supieras que nadie te juzga?

47. ¿Cuándo fue la última vez que te percataste del sonido de tu propia respiración?

48. ¿Qué amas?
 ¿Alguna de tus acciones recientes expresó abiertamente este amor?

49. En cinco años más, ¿recordarás lo que hiciste ayer? ¿Qué pasa con el día antes de ese? 
¿O el día antes de ese?

50. Decisiones están siendo tomadas en estos momentos. 
La pregunta es: ¿Las estás haciendo por ti mismo, 
o estás dejando que otros las hagan por tí?

viernes, 30 de agosto de 2013

"Leche de Almendras Activadas".


La leche vegetal de almendras es una de las más conocidas y también, una de las más sabrosas. Pero no has conocido la verdadera leche de almendras, con todo su sabor y sus nutrientes, si no has probado la versión casera con almendras activadas, recién preparada y tomada “al pie de la licuadora” . ¡Anímate a prepararla en casa!. Es realmente muy sencillo y sólo te tomará un par de minutos, ya que no tendrás que pelarlas. El secreto está en utilizar un filtro de paño, ya que así la cáscara y la pulpa de las almendras queda contenida en el filtro, dejando una leche blanca y suave al paladar. Para mi gusto, ¡un elixir digno de los dioses!.
Ingredientes
- 1 taza de almendras, naturales y enteras (sin tostar)
- 1 litro de agua filtrada
Necesitarás: una buena licuadora sobre 450 Watts, idealmente, y un filtro de paño (al final de la nota les indico dónde conseguirlo).
Preparación
Tiempo: 5-10 minutos.
1. Primero, remoja las almendras en agua durante un par de horas, hasta que se hidraten o “activen”.
2. Una vez que estén activadas, descarta el agua del remojo y lávalas bien. En este punto, ya puedes utilizarlas, pero conviene dejarlas en un colador o filtro de paño durante algunas horas más, idealmente.
4. Vierte las almendras hidratadas a la licuadora y agrega 2 tazas de agua. Procesa hasta que la almendra quede bien molida y el líquido quede blanco.
5. Luego, extrae la leche con un filtro de paño, agrega el agua restante y revuelve bien.
6. Sirve inmediatamente, para aprovechar al máximo sus bondades. ¡Salud! 
Respuestas a preguntas frecuentes
¿Puedo preparar leche si no he remojado las almendras previamente? Sí, pero te sugiero que las hidrates cada vez que puedas, ya que gracias a este proceso de “activación” la almendra se vuelve más fácilmente digerible. Esto se debe a la actividad enzimática que se desarrolla en ella al hidratarse. Además, al hidratarla, se torna más blanda y lechosa, facilitando el licuado y dando como resultado una leche más blanca, liviana y espumosa.
¿Cuánto duran las almendras una vez que están activadas? Es difícil decirlo a ciencia cierta, pues depende de factores muy variables como la calidad de las almendras, el tiempo de remojo, la temperatura y humedad ambiental, etc. He notado, por ejemplo, que cuando las dejo mucho tiempo remojando (ej. toda la noche), se echan a perder con más facilidad que cuando las que remojo menos tiempo. En general, les sugiero que remojen sólo la cantidad que estiman que van a utilizar.
¿Puedo calentar la leche de almendras? Sí, puedes entibiar la leche de almendras, cuidando que la temperatura no supere de los 42°C, para que no se deterioren sus nutrientes más sensibles al calor (grasas saludables, enzimas y ciertas vitaminas). La forma de cuidar que la leche no sobrepase dicha temperatura es revolviendo constantemente y metiendo el dedo para chequear que esté bien. La temperatura de la leche no debe superar por mucho la de nuestro cuerpo.
¿Cuánto dura la leche si la conservo refrigerada? Las leches comienzan a oxidarse con mucha rapidez. Si la conservas en un recipiente de vidrio, bien tapada y refrigerada, probablemente te va a “durar” un día, pero no va a ser lo mismo que beberla recién preparada. Si te vas a dar el tiempo y el trabajo de prepararla, lo ideal sería beberla en el instante para aprovechar al máximo sus nutrientes.
¿Cuánta leche de almendras es recomendable tomar? Depende de cada persona, de su edad, de su dieta, de su estado de salud y de su estilo de vida en general. Si te preocupa, puedes consultar con un nutricionista
¿Por qué hay que filtrarla? No es obligatorio. Es más que nada porque nuestro concepto de la leche es el de una bebida suave, y la leche de almendras sin filtrar queda bastante tosca o áspera, por decirlo de alguna manera. Por esta razón, y especialmente si es la primera vez que alguien la prueba, recomiendo que sea filtrada. Y si no quieres desperdiciar la pulpa, puedes utilizarla en otras preparaciones.
¿De qué manera puedo aprovechar la pulpa sobrante? Con la pulpa de almendra que quedan en el filtro, lo más fácil es condimentarla y comerla con tus ensaladas. Queda como una especie de pasta o salsa, dependiendo de la cantidad de agua que le agregues. También puedes usarla para la base de una tarta crudivegana, por ejemplo.
¿Cómo limpiar del filtro de paño? Te sugiero que lo laves inmediatamente, para evitar que desarrolle hongos (especialmente si el filtro tiene costuras). Yo lo lavo sólo con agua y lo dejo colgando encima del lavaplatos para que se seque.
¿Dónde comprar?
- Filtros de paño reutilizables: en la tienda online de Loving Life (hacen despachos a todo chile). En Santiago también puedes encontrarlos en La Fraternal (Holanda 3362, Ñuñoa) y en las tiendas de Planta Maestra. Consulta en la página de Loving Life por otros puntos de venta. Valor de referencia: $2.490 pesos c/u.
- Almendras naturales enteras: en las tiendas naturistas y tostadurías, sólo fíjate que no sean tostadas. Yo las compro en la Ecoferia de La Reina (valor de referencia: $5.000- $6.000 el medio kilo).
Espero que te haya gustado este artículo. Si te surgen más preguntas y/o si tienes datos de cafeterías o restaurantes donde sirvan leche de almendras, te agradeceré que me escribas a paulina@vegetarianoschile.cl. ¡Saludos! :-)
Paulina Bentjerodt G.

Paulina Bentjerodt G.

Psicóloga, naturista de tendencia crudivegana desde comienzos del 2010. Creadora del blog Como Semillas. Puedes escribirle apaulina@vegetarianoschile.cl.

"La Mujer Que Subió a un Arbol Para Evitar su Tala y no Bajó en Dos Años"


“Nadie tiene derecho a robar al futuro para conseguir beneficios rápidos en el presente. Hay que saber cuándo tenemos suficiente…”
Cuando Colón pisó América por primera vez, Luna (una secuoya de 60 metros de altura) tenía ya 500 años. El 10 de diciembre de 1997 cuando su tronco sobrepasaba los 1000 anillos, el destino y una motosierra se cruzaron en su cepa. Julia Butterfly Hill, una activista de 23 años, decidió interrumpir lo inevitable y encaramándose al árbol impidió la inminente tala. Pasó 738 días entre sus ramas y sin poner un solo pie en tierra obligó a la compañía maderera, tras durísimas negociaciones, a indultar el árbol y a todos sus hermanos cercanos.
“Nadie tiene derecho a robar al futuro para conseguir beneficios rápidos en el presente. Hay que saber cuándo tenemos suficiente…” –
Julia Butterfly Hill en su libro “El legado de Luna”
Luna es una de las milenarias secuoyas del bosque de la ciudad de Stanford en California. A finales de 1997 la Pacific Lumber Company irrumpió en la arboleda de 60 mil hectáreas para iniciar la deforestación de uno de los ecosistemas más importantes de la zona. Pero en su camino se topó con una tozuda mariposa.
Julia Butterfly Hill nació el 18 de febrero de 1974 en Arkansas. De familia muy humilde estudió en su casa hasta los 12 años. Su padre era un predicador itinerante y su casa una caravana que compartía con sus tres hermanos. La vida nómada y ambulante y la influencia paterna la educaron en la escasez y el pragmatismo.
La mariposa y Julia
Cuenta en su biografía que cuando era ya una adolescente, en una de las asiduas caminatas por la naturaleza con su familia, una mariposa aterrizó en su hombro y permaneció con ella durante todo el trayecto…metáfora de la aventura de su vida sirvió también para acompañar su nombre para el resto de sus días.
Pero fue con 22 años y una experiencia traumática a modo de grave accidente de tráfico lo que convirtió a Julia en la activista verde que conmocionó a un país entero. El percance dejó graves secuelas cerebrales que requirieron un lento proceso y terapia intensiva. La proporción y el valor del tiempo cambiaron para siempre en Julia que dedicaba sus largas horas de rehabilitación a la contemplación subversiva de los fastuosos bosques Californianos. La crisálida dejó paso entonces a la mariposa.
“Me adentré en el bosque y por primera vez experimenté lo que significa de verdad estar vivo. Entendí que yo formaba parte de aquello. Poco después supe que la Pacific Lumber Maxxam Corporation estaba talando esos bosques y mi confusión fue total. Contacté con la asociación Earth First, que hacía sentadas en los árboles para impedir su tala. Así conocí a “Luna”…”
La dura vida en el árbol
La vida en el árbol fue muy dura y cambió por completo a Julia. La idea era estar dos semanas hasta el relevo de un compañero. Pero éste nunca se produjo. Un pequeño equipo le suministraba con cuerdas y poleas los víveres necesarios para la travesía, incluyendo unos pequeños paneles solares para cargar el móvil con el que organizaba las entrevistas, captar adeptos para la causa o incluso hablar en directo con el senado norteamericano. Su pequeño hogar, a 50 metros de altura, consistía en una plataforma de tres metros cuadrados cubierta por una lona impermeable, un pequeño hornillo, un cubo con una bolsa hermética para hacer sus necesidades y una esponja con la que recogía el agua de lluvia o nieve para lavarse.
-“[…] Sí, la Pacific Lumber comenzó entonces a talar árboles a mi alrededor. Aparecieron helicópteros que me echaban chorros de agua. Quemaron los bosques durante seis días, el humo destrozó mis ojos y mi garganta, y me llené de ampollas. Luego montaron guardias día y noche para que no me pudieran suministrar comida. Acabe amargada, chillando, dando golpes, al borde de la locura. […] Para consolarme pensaba en las familias de Stanford que a causa de la tala del bosque se inundaron y se quedaron sin casa…” –Julia Butterfly Hill.
Pero lo peor estaba por llegar. En el invierno de 1998 una impresionante tormenta de más de dos semanas estuvo a punto de separar a Julia de Luna. Vientos racheados acabaron con la lona y empujaron a Julia hacia el vacío. Abrazada a la secuoya y próxima a la rendición, escuchó “la voz de la luna” recordándole que “sólo las ramas que son rígidas se rompen”. Abandonó entonces el apoyo estable para agarrar la inmadurez y flexibilidad de las verdes ramas más jóvenes que fueron las que, a la postre, resistieron el envate y con ello salvaron la vida de Julia.
Salvar esa tormenta supuso un cambio de actitud. Julia se deshizo del arnés y de los zapatos y se fundió con su entorno alcanzando su apogeo espiritual. No iba a volver a vivir con miedo. Una importante dolencia de origen vírico en los riñones la encaró de manera simbiótica, medicándose con extractos de plantas cercanas suministradas por su equipo. Conocía cada insecto, cada rincón de Luna y esto le permitió encarar con certeza y ventaja psicológica la negociación con los deforestadores que dejaron por entonces de llamarla “eco-terrorista”.
El respeto de los medios
El tiempo fortaleció la imagen activista de Julia y poco a poco fue ganándose el respeto y los apoyos de muchas organizaciones ecologistas y de los medios. El desfile de famosos que subieron al árbol a visitarla fue tan grande como el impacto mediático del desafío.
El 18 de diciembre de 1999 Julia descendió de Luna con las manos verdes del musgo y los pies encallecidos, en medio de una gran ceremonia y entregando esta carta. Culminó con éxito las negociaciones con la maderera quién se comprometió no sólo a respetar a Luna y todos los árboles cercanos en un radio de 60 metros, sino a incluir una política medioambiental en todos sus futuros trabajos.
Hoy en día Julia sigue al frente de un importante grupo ecologista y activista. Ayudó a crear la ONG Circle of Life, participando regularmente en muchos de los Tree-Sit fecundados con su hazaña y desperdigados por todos los rincones del planeta verde. Contó su experiencia en la copa de Luna en el Libro “El legado de Luna” impreso en papel reciclado y bajo el sello de tolerancia ecológica “SmartWood Certified“.
“…Permaneciendo en la unidad, la solidaridad y el amor, sanaremos las heridas en la tierra y en cada uno de nosotros. Podemos marcar la diferencia positiva a través de nuestras acciones…” Julia Butterfly Hill en “El legado de Luna”
En no
viembre de 2001 un desaprensivo buscador de reliquias (un infructuoso Mark Chapman) intentó cercenar a Luna y asestó un tajo con motosierra de 35 centímetros de profundidad en su cepa. Desde entonces unas gigantescas grapas consolidan el árbol.
La exitosa empresa de Julia ha ayudado a prestigiar a toda una generación olvidada para el activismo verde tan de moda en los 60’s. La fortaleza física y mental que puede proporcionar el reto de conseguir los propios ideales debe ser ejemplarizante y suficiente para desenmascarar otras actitudes de pancarta y cacerola tan incoherentes como egoístamente confortables.
Julia Butterfly Hill consiguió encontrar el desafío de su vida. ¿Cuál es tu árbol?
Julia “Butterfly” Hilles una activista y ambientalista estadounidense famosa por oponerse a la tala de una secuoya de 1.500 años a quien bautizó como Luna. Permaneció en su copa por 738 días para así evitar su tala por la empresa Pacific Lumber Company. Es autora del libro El legado de luna y One makes the difference.
 Fuente: http://www.mundonuevo.cl

"Mutamos Según Nuestros Pensamientos"

Libro "Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo" de Deepak Chopra.

jueves, 29 de agosto de 2013

"Los Ritos Munay-Ki".


Munay-Ki es el conjunto de los nueve grandes ritos de iniciación de la tradición de medicina energética de las Américas. La palabra Munay-Ki significa “Te Amo” o “Sé Como Tú Eres" y representa los nueve portales que sanan y transforman nuestro campo energético luminoso en el de Homo luminous. 


Las antiguas profecías de las Américas hablan de la aparición de un nuevo ser humano sobre el planeta: aquél que vive libre de miedo y reside en su naturaleza trascendental. El Munay-Ki contiene los códigos para este nuevo ser humano y sus ritos son otorgados en forma de transmisiones energéticas


El noveno rito, el “Rito del Creador” fue transmitido por primera vez en el verano del 2006 en las Montañas Sagradas de los Andes. Hasta hace poco, las nueve iniciaciones del Munay-Ki habían estado disponibles solamente para los guardianes de las sabiduría de las Américas; sin embargo, ha sido su petición y su mandato que sean transmitidos al resto de la humanidad. 


La Tradición, El Viaje del Héroe y la conexión con los Guardianes de la Tierra, Munay-Ki viene de la palabra Quechua que significa “Te Amo”. Como hemos mencionado ya en la introducción, el Munay-Ki es el conjunto de nueve ritos iniciáticos que nos transforman en personas poseedoras de sabiduría y poder, protectoras de toda la creación. Los nueve ritos del Munay-Ki son comunes en las tradiciones chamánicas, aunque estas hayan sido expresadas con diferentes estilos por distintas culturas. Los ritos encuentran su origen en los grandes ritos iniciáticos del Valle del Indo y fueron traídos a las Américas por los primeros hombres y mujeres de medicina que cruzaron el Estrecho de Bering durante la era glacial hace unos 30,000 años. Estos valientes viajeros son conocidos como los Laikas: Guardianes de la Tierra del presente, pasado y futuro. Los Laikas siempre han sido hombres y mujeres ordinarios viviendo vidas extraordinarias. No es que nazcan con atributos espirituales especiales sino que, a través del rezo, del estudio de las tradiciones de sabiduría o Revelaciones y de la disciplina, adquieren su gracia y poder. Algunos de ellos se convierten en reconocidos sanadores o líderes, mientras que otros eligen vidas apacibles, se dedican a criar a sus hijos y al cultivo del maíz. Los Laikas han sabido siempre que la gente buscaría el Munay-Ki cuando estuviera lista y sintiera el llamado para hacerlo. 


Muchos de nosotros hemos sentido este llamado del Espíritu y hemos anhelado hacer una diferencia en el mundo en el que vivimos. Cuando nos acercamos al camino de Los Guardianes de la Tierra con una intención sincera y el corazón abierto, notamos rápidamente que no estamos solos. Nos encontramos en la compañía de personas afines que aspiran a llevar vidas inspiradas por la ética y la visión. Nos encontramos en la compañía de seres luminosos que en la actualidad forman parte de la gran matriz de la vida: Guardianes que han vivido en el planeta desde hace miles de años. Guardianes de la Tierra que amorosamente nos otorgan su poder y su visión. Conforme experimentamos el Munay-Ki sentimos la presencia y la sabiduría de los seres luminosos que rompieron con el velo del tiempo lineal y que moran en espacio sagrado, en la infinidad, libres de las ataduras del karma y del renacimiento. El Munay-Ki limpia nuestro campo energético luminoso de la "basura" psíquica generada como consecuencia de traumas pasados. Conforme elevamos el nivel de nuestra vibración, los seres luminosos vienen hacia nosotros y nos guían.


 Conectemos con ellos, y seremos capaces de recordar historias que nunca experimentamos directamente y que ahora serán nuestras. Recordemos habernos sentado alrededor de un fuego sagrado, con un búfalo detrás de nosotros y haber meditado en una cueva de piedras en los entornos nevados. Cuando conectamos con los seres luminosos, sus historias se tornan nuestras: "Recordamos” haber hecho la travesía por el Estrecho de Bering, o haber cruzado el Desierto de Sonora hacia Centro América o incluso antes de eso, haber guiado nuestro camino por los Himalayas hacia las tierras fértiles de los valles en el norte de India. Porque los Guardianes de la Tierra vienen también del futuro, pueden ayudarnos a acceder a lo que nos convertiremos como seres humanos dentro de 10, 000 años o más. Las visiones del futuro llegan a ellos como posibilidades, ya que todo en el futuro yace en forma de potencialidad pura. 


Para dar cabida a estas visiones potenciales, los Guardianes de la Tierra, desde los Hopis, los Mayas, los Inkas, y muchos otros, se han reunido y se reúnen para rezar por la paz en la Tierra. Lo hacen explorando las alternativas para el planeta y cuando encuentran alguna que muestre ríos y aire limpios, gente viviendo en armonía entre sí y con la naturaleza, la instalan energéticamente en nuestro destino colectivo a través de la visualización y el rezo. Cuando nos asociamos con los Guardianes de la Tierra del Futuro, accederemos también al conocimiento que puede mejorar la calidad de nuestro ADN. Esta perspectiva, contraria a la de la ciencia que dice que nuestros genes sólo pueden ser informados por el pasado, por los dones o enfermedades que tuvieron nuestros ancestros, entiende que cuando nos liberamos del peso del tiempo, el futuro puede ser alcanzado. Es como si la mano de un gigante viniera desde el futuro hacia atrás y nos llevara hacia el futuro mismo. Nosotros podemos ser influenciados por quienes nos estamos convirtiendo. Conforme recibimos el Munay-Ki nuestros chakras se aclararan y vamos adquiriendo lo que los Laikas conocen como "el cuerpo de arco iris". Sucede cuando nuestros chakras irradian su luz original. 


Recordemos que cada chakra tiene un color y cuando todos brillan en su color original emiten los colores del arco iris. Cuando nuestros chakras han sido "ensuciados" por traumas pasados, de esta u otras vidas, nuestro Campo Energético Luminoso (CEL) adquieren un tono grisáceo y nuestros charkas se vuelven "albercas de desperdicio" psíquico. Una vez que adquirimos el cuerpo de arco iris, los Guardianes de la Tierra pueden conectarse con nosotros porque reconocen que tenemos un llamado y visión en común. Cuando esto sucede y si hemos desarrollado la habilidad de ver el mundo invisible, podemos discernir las formas físicas de estos seres luminosos. Algunas veces las personas reconocen a los antiguos Guardianes de la Tierra como viejos Indígenas Americanos, utilizando ropajes de Asia o pieles de Siberia, o incluso plumas del Amazonas. Seremos capaces de percibir sus pensamientos y sentimientos y tendremos acceso a su sabiduría y a sus historias. 


Eventualmente conforme vayamos experimentando las 7ma, 8va y 9na iniciaciones, podremos descargar una nueva y mejorada versión de “software” que informe a nuestro CEL (Campo Energético Luminoso), que informará, a su vez, a nuestro ADN, dándole instrucciones de cómo crear un nuevo cuerpo que envejezca, sane y muera de manera diferente. 


No hay nada que necesitemos hacer para atraer a los seres de luz que son los Guardianes de la Tierra. Ellos vendrán hacia nosotros cuando los invitemos y estemos listos para recibirlos. Cuando el estudiante está listo, el maestro aparece. Ellos no nos molestarán en lo absoluto, sino que se hacen disponibles para asistirnos en nuestros esfuerzos por traer un poquito más de luz y sanación a este mundo: El Viaje del Héroe. Ellos están aquí para protegernos de energías de negatividad y miedo manifiestas en el mundo actual. 

Seres de Luz. La Naturaleza de los Seres de Luz.

Los seres de Luz son nuestro linaje de “medicina”. Son seres humanos que han alcanzado el nivel de ángeles. Algunos habitan cuerpos, otros están en forma de espíritu, pero todos tienen el mandato de proteger a aquellos que buscan el bien estar del planeta. Los budistas les llaman Bodhisattvas y son los mejores aliados espirituales que alguien puede tener. Nos proveen de sabiduría sobre cómo convertirnos en ángeles nosotros mismos. Esto es a lo que las profecías de los Laikas se refieren cuando nos dicen que tenemos el potencial de convertirnos en Homo luminous. Nosotros podemos desarrollar campos energéticos luminosos de ángeles en vida. El Munay-Ki nos ofrece las llaves energéticas para hacerlo. Cuando evolucionamos a Homo luminous, ya no necesitamos llamar a los ángeles y arcángeles para que nos ayuden a encontrar un lugar de estacionamiento, o fortunas, porque nosotros nos estamos convirtiendo en ellos. Conforme nos convertimos en Guardianes de la Tierra, alcanzamos el rango de los ángeles, quienes vienen de muchos y muy diferentes mundos y quienes fueron las almas originales, presentes después de la Creación. Ellos no pasan por ciclos a través de cuerpos como nosotros, porque no necesitan una forma física-corpórea, así como no necesitan aprender y crecer a través de una existencia en el mundo material. Tienen vida eterna y son los guardianes de muchos mundos en muchas galaxias. 

Los ritos de iniciación. 


El entrenamiento de los Guardianes de la Tierra tiene un componente energético que consta de una serie de iniciaciones que nos ayudan a desarrollar una nueva arquitectura en nuestro Campo Energético Luminoso. Los ritos nos inician a diferentes niveles en el proceso de convertirnos en Homo luminous. Los nueve ritos son la suma total de “alineaciones o afinaciones” por las que pasamos conforme transitamos de un cuerpo humano hacia un cuerpo de ángel. 

Estos ritos fueron ofrecidos por primera vez a los antiguos maestros directamente por seres angelicales y hoy, en cambio, es posible pasarlo de maestro a alumno. Cuando un Guardián de la Tierra ofrece el Munay-Ki a un estudiante, es el linaje de seres de Luz que se transmite a sí mismo, que salta de la cabeza del maestro hacia la del estudiante conforme se inclina el uno hacia el otro, tocando frente con frente. Para transmitir la información energética, el Guardián de la Tierra simplemente sostiene el “espacio sagrado” y encarna la vibración del nivel que desea transmitir. Mientras que no podemos obtener estas iniciaciones por nosotros mismos, una vez que las hemos recibido son nuestras para transmitirlas conforme lo deseemos. Pero hay una condición: Los ritos deben ofrecerse libres de cargo, sin costo alguno. Es posible cobrar por la asesoría, el tiempo que dediquemos para preparar el material de estudio y de enseñanza de cada rito y por la guía ofrecida a una persona través de los cambios que va sintiendo y viviendo conforme recibe los ritos, pero no por las iniciaciones del Munay-Ki en sí mismas.

Los Nueve ritos: 

Primer Rito 
Al Primer rito se le conoce como el "Rito de las Bandas de Poder" y consiste de 5 bandas energéticas que, al ser instaladas en nuestro Campo Energético Luminoso (CEL) funcionan como filtros y convierten cualquier energía negativa que se atraviese en nuestro camino en energía de luz, que nos alimente en lugar de intoxicarnos o enfermarnos. Cada banda representa a un elemento distinto: la tierra, el agua, el fuego, al aire y la luz pura. Una vez instaladas, las Bandas de Poder siempre quedan activas o “encendidas”, y las energías negativas rebotan en ellas. En un mundo de tanto miedo, estas bandas nos proveen de una protección esencial.

Segundo Rito 

El Segundo es el “Rito de los Sanadores”, el cual nos conecta al linaje de Guardianes de la Tierra del pasado que viene a asistirnos en nuestros procesos de sanación personal. Los Laikas saben que contamos con una tremenda asistencia espiritual que está siempre a nuestro alcance. Los seres de Luz de este linaje de sanadores trabajan en nosotros a través de nuestras meditaciones y mientras dormimos, sanando las heridas de nuestro pasado y las de nuestros ancestros.

Tercer Rito 

El Tercer es el “Rito de la Armonía”. En el recibimos siete arquetipos; uno en cada chakra. En el primer chakra recibimos el arquetipo de la serpiente; el jaguar entra en el segundo; el colibrí en el tercero y el águila en el cuarto. Tres “arcángeles” entran en nuestros tres chakras superiores: Huascar Inka, guardián de nuestro inconsciente es transmitido a nuestro quinto chakra; Quetzalcóatl, el Dios en forma de serpiente emplumada de las Américas y guardián del mundo medio (nuestro mundo de vigilia) va al sexto chakra y Pachakuti, protector del supra mundo (nuestra supra-conciencia) y guardián del tiempo venidero, es colocado en nuestro séptimo chakra. 

Cada uno de estos arquetipos es transmitido a nuestros chakras en forma de semilla. Dichas semillas germinan con fuego y tenemos que realizar cierto número de meditaciones de fuego para despertarlas y hacerlas germinar y crecer (ver "ceremonia de fuego"). Ayudan a combustionar el "lodo" psíquico de nuestros chakras para que éstos puedan brillar con su luz original conforme adquirimos el cuerpo arcoíris. Estos ritos nos ayudan a soltar el pasado de la misma forma en la que la serpiente cambia de piel.

Cuarto Rito

El Cuarto es el “Rito del Vidente”. Este rito instala filamentos de luz que se extienden desde nuestra corteza visual en la parte trasera de nuestra cabeza hacia nuestro tercer ojo y hacia el chakra del corazón, despertando en nosotros la habilidad de percibir el mundo invisible. La gran mayoría de los estudiantes que reciben los Ritos del Vidente son capaces de percibir el mundo energético a su alrededor después de algunos meses.

Quinto Rito 

El Quinto es el "Rito de los Guardianes del Día". Los Guardianes del Día eran los maestros que cuidaban los antiguos altares de piedra en los lugares sagrados de todo el mundo, desde Stonehenge hasta Machu Picchu. Un Guardián del Día tiene la capacidad de empoderar la fuerza existente en estos altares antiguos para sanar y traer balance al mundo. Este rito es una transmisión energética que nos conecta al linaje de estos guardianes, quienes se dice llaman al sol para que se alce cada mañana y para que se ponga cada tarde, asegurándose de que los seres humanos nos mantengamos en armonía con la madre Tierra, honrando las formas de lo femenino. Los Guardianes del Día eran, generalmente, mujeres; parteras que atendían los nacimientos y muertes, hierberas y curanderas. Eran mujeres sabias en las formas de lo femenino y en las maneras de la tierra. Los Ritos de los Guardianes del Día nos inician en el proceso de sanar nuestra parte femenina interna, nos ayudan a ir más allá del miedo y a practicar la paz.

Sexto Rito

El Sexto es el "Rito del Guardián de la Sabiduría". Las leyendas dicen que la sabiduría antigua reside en las altas montañas. Los picos nevados, así como cualquier otra montaña alrededor del mundo, eran reverenciados como lugares de poder, desde el Monte Sinai hasta el Monte Fuji y el Monte Olimpo, que han sido honrados como lugares en donde los humanos se encuentran con lo divino. El linaje de los Guardianes de Sabiduría es el de hombres y mujeres de medicina del pasado que vencieron a la muerte y están más allá del tiempo. La labor del Guardián de Sabiduría es proteger las enseñanzas de medicina y compartirlas con otros apropiadamente. Este rito nos ayuda a ir más allá del tiempo, tocando el infinito.

Séptimo Rito

El Séptimo es el "Rito del Guardián de la Tierra". Este rito nos conecta con el linaje de arcángeles, guardianes de nuestra galaxia. Se dice que estos guardianes tienen forma humana y son tan altos como los árboles. Los Guardianes de la Tierra, cuidadores de toda forma de vida sobre el planeta, entran bajo la protección directa de estos arcángeles y pueden adquirir su poder cuando lo necesitan para traer orden y sanación a cualquier situación. El rito de los Guardianes de la Tierra nos ayuda a aprender las formas del Vidente y a soñar el mundo en lo que será.

Octavo Rito 

El Octavo es el "Rito del Guardián de las Estrellas". Este rito nos ancla de forma segura al tiempo que vendrá después del gran cambio que se dice ocurrirá en, o alrededor del año 2012. De acuerdo a la tradición, cuando recibimos este rito, nuestro cuerpo físico empieza a evolucionar en el del Homo Luminous. El proceso de envejecimiento se ralentiza y nos hacemos resistentes a enfermedades que antes nos afectaban fácilmente. Cuando recibimos estos ritos quedamos a cargo del cuidado del tiempo venidero y de todas las generaciones futuras.

Noveno Rito 

El Noveno es el "Rito del Creador". Cuando recibimos esta iniciación, despertamos la luz-Divina dentro de nosotros y quedamos a cargo del cuidado de toda la reacción, desde el más pequeño grano de arena hasta la más grande conglomeración de galaxias en el Universo. Este rito nunca antes había estado disponible en el planeta. A pesar de que han existido individuos que alcanzaron este nivel de iniciación y despertaron su conciencia Crística o Búdica, nunca antes había sido posible transmitirla de una persona a otra, hasta ahora. Lo que significa que, mientras que la transmisión Espíritu-humano sucedía ocasionalmente, la transmisión humano-humano había sido imposible hasta ahora.

El rito del Creador fue traído y otorgado a un pequeño grupo de personas por los ancianos Inkas en los Andes en el verano del 2006.


Gracia sorprende. 


Al cabo de 12.920 años, el ciclo se completa cuando el cambio en la precesión de los equinoccios se acerca a la constelación de Acuario y comienza un nuevo movimiento. Tibet e India han cumplido su propósito de iluminar al mundo con gran integridad, y la Serpiente de luz está acurrucada en su nuevo hogar en las alturas de Los Andes del norte de Chile, rodeada por Perú, Bolivia, Argentina y el Océano Pacífico. Su fuerza crece día a día a través de su conexión con el centro de la Tierra y la Humanidad está a punto de recibir una inmensa sorpresa. Un nuevo ciclo de luz está en proceso de revelarse al mundo justo en el momento en que parece que la oscuridad está imponiéndose en el alma humana.
Decir GRACIA SORPRENDENTE es quedarse corto.

Los acometimientos de diciembre de 2012 se están acercando con rapidez

¿Que va a suceder?
¿Cómo cambiaremos los seres humanos y la Tierra?

Son demasiadas las preguntas que han inundado nuestra conciencia, creando un enorme stress en nuestras vidas. Para que lo sepas, los niveles más elevados de consciencia pusieron a la Serpiente de Luz en este mundo para responder a nuestras preguntas acerca de la supervivencia, la regeneración y la ascensión.

Estaremos bien.
De hecho estaremos mejor que ahora. Por favor no te preocupes y confía en la Vida porque es perfecta. Existe un ADN cósmico que está desplegando los acontecimientos del mundo tal como la Consciencia Única lo soñó originalmente. Esta realidad se aclara a medida que tus ojos se vuelven uno solo cuando pasas de la dualidad a la Consciencia de Unidad cuando entras en el corazón de la Serpiente de Luz.

De Drunvalo Melchizedek. 



"Las Mujeres y Su Fuerza"


El pueblo nativo veneraba a sus mujeres, 
las consideraba mágicas, 
fuentes saludables de energía, 
generadoras de vida.

"Los ancianos dicen que las mujeres llevarán la curación entre las tribus. 
Tenemos que pedirle al Creador que las bendiga y les dé fuerza. 

Dentro de ellas se encuentran los poderes del amor y la fuerza dada por la Tierra. 
Cuando todo el mundo se da por vencido, 
son las mujeres las que cantan las canciones de la fuerza. 

Es la columna vertebral de las personas. 
Así que, para nuestras mujeres decimos, 
cantar sus canciones de resistencia, 
oren con sus poderes especiales; 
mantengan a nuestra gente fuerte".

Qhapaq Amaru.