jueves, 21 de febrero de 2013

"Lo Imposible es Posible. Cocreando Desde el Corazón". Drunvalo Melchizedec.


Cocreación consciente desde el corazón conectado a la mente.

La cocreación consciente empieza con el conocimiento de cómo estar dentro de tu Mer-Ka-Ba integrado a tu espacio sagrado del corazón, con tu espíritu residiendo dentro de este espacio pequeñito. Porque desde este estado de conciencia nosotros creamos directamente y nos manifestamos hacia fuera, al mundo exterior. Sin embargo, deben saber que dentro de este estado la creación es todavía limitada, porque el tercer nivel aún no se ha obtenido. Pero sí es el lugar perfecto para empezar a aprender.
Quisiera que se den cuenta de la importancia de la posibilidad de la cocreación consciente dentro del pequeño espacio del espacio sagrado del corazón. Desde este antiguo lugar puedes re-crear el mundo convirtiéndolo en uno de amor y balance, sanando todos los problemas.

Esta posibilidad existe aunque no seas consciente de tu Mer-Ka-Ba, pero el Mer-Ka-Ba combinado con el espacio sagrado del corazón presenta otro plano de posibilidades. Date cuenta, sin embargo, de que las posibilidades completas del potencial humano y la cocreación consciente no se presentarán a sí mismas hasta que se dominen los tres niveles, pero debemos empezar en algún lugar.

Thot habla.
Thot y algunos otros maestros ascendidos, incluyendo su contraparte femenina, Shesat, han regresado recientemente del tiempo/espacio/ dimensión más allá de la "Gran Pared", o el vacío entre las octavas hacia donde la humanidad está ahora encaminándose en su evolución. El primer nombre de Thot en los tiempos antiguos fue realmente un título, "Chiquetet", que significa "buscador de sabiduría". Cuando Thot regresó de la siguiente octava de universos, su personalidad había cambiado totalmente. Su constante estímulo para entender la realidad había sido remplazado con el conocimiento que trascendía su búsqueda, y estaba tan calmado por dentro.

Thot se me apareció, me miró y dijo: "Drunvalo, nosotros los de la Tierra hemos estado buscando la relación entre la experiencia humana y crear desde el comienzo. Nosotros [queriendo decirlos maestros ascendidos] hemos tratado de entender cómo el pensamiento humano y las acciones y milagros estaban conectados. Por un tiempo pensamos que habíamos entendido, pero ahora sabemos que hay más.

"Ahora está claro: cuando uno crea desde la cabeza usando la mente, usamos un instrumento de polaridad, la mente, para crear con ella. Y aunque la intención es crear un bien, de una u otra manera la mente siempre creará un bien y un mal porque esa es su naturaleza.
"Te sugiero que trates de crear sólo desde el espacio sagrado del corazón, porque el corazón sólo conoce unidad y creará la intención como se concibe sin su parte oscura".

Esta fue una revelación fenomenal para mí. Me quedé ahí sólo mirándolo e inmediatamente supe la verdad de lo que estaba diciendo. Me emocioné, como lo hago frecuentemente cuando veo algo importante, y casi no pude esperar para intentar lo que me estaba sugiriendo.

Creando desde el corazón.
Las personas hemos hecho oraciones a Dios para cambiar las circunstancias del mundo externo desde el principio de nuestra percepción de la existencia de Dios, pero parece que Dios no siempre escucha nuestras plegarias. ¿Por qué? Alguna vez te has hecho esta pregunta: ¿Por qué no nos da Dios lo que le pedimos? En la Biblia se nos dice: "Pedid y se os dará", pero de todos modos no sucede. Puede ser que lo siguiente les dé la respuesta.

Hablemos acerca de creación y crear. Se nos enseña tanto en la escuela como en casa que estamos a merced de los elementos y los efectos del azar en las leyes de la física. Y por supuesto, si crees que esto es verdad, estás limitado por esta creencia y se convierte en tu realidad.

Pero hace mucho tiempo la gente no pensaba de esta manera. Creían en un lado espiritual de la realidad donde el espíritu humano podía cambiar la realidad externa con una intención interior.

En The Isaiah Effect (El efecto Isaías) Greg Braden reporta cómo en 1947 los arqueólogos encontraron un documento cerca de los Rollos del Mar Muerto llamado el "Rollo Isaías". Este antiguo Rollo Isaías describe cómo los humanos tienen el poder de influenciar las posibi¬lidades futuras y las profecías y cambiar el mundo que nos rodea desde el interior de nosotros.

Hoy nuestra cultura tecnológica piensa que eso es una fantasía. Pero, ¿lo es? Si no podemos influenciar el presente y el futuro, enton¬ces todo lo que Jesús nos dijo debe ser falso. ¿No llevó Jesús a cabo increíbles hechos, como cambiar la estructura molecular del agua en la del vino? También regresó a una persona de entre los muertos y lo hizo ¡vivir de nuevo! La ciencia moderna cree que esta clase de historias son sólo eso, historias, porque no hay ciencia que dé soporte a estas ideas.

Jesús nos dijo: "Yo les digo, aquel que crea en mí, hará lo mismo que yo, y más grandes obras que estas hará". ¿Y qué dicen de los nuevos niños que están surgiendo en todo el mundo? Ellos son capaces de hacer lo mismo que hacía Jesús, y la ciencia ha documentado esto en prestigiadas y populares revistas y diarios como Nature Journal y Ovni Magazine.

Los científicos no saben cómo pueden estos niños crear estos increíbles fenómenos psíquicos, pero registran lo que están haciendo. Eso es un hecho. ¿Entonces cómo encaja el espacio sagrado del corazón con todo esto? Antes de que pueda explicar, primero debemos mirar cómo crea la mente un milagro y después compararlo con la manera en que lo hace el corazón.

Creando desde la mente
Frecuentemente, cuando haces oración a Dios por algo que sientes que necesitas, nada sucede. The Isaiah Effect pone en claro por qué esto es así. Los rollos antiguos dicen que cualquier milagro empieza con atención, o enfocar la mente: pones la atención de tu mente en lo que quieres que suceda.

Por ejemplo, digamos que quieres sanarte a ti mismo de una temida enfermedad y por lo tanto enfocas tus pensamientos en sanar esta parte especial de tu cuerpo. Por supuesto, no es suficiente para que algo suceda en realidad, pero es un paso esencial para el proceso de sanación.

Después de la atención, añades intención. Para continuar nuestro ejemplo, después de que has puesto tu atención en la parte afectada de tu cuerpo, tú tienes la intención de que la enfermedad se vaya.
Pero esto tampoco es suficiente. Otras tres partes deben estar involu¬cradas o nada sucederá: el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo físico.

El cuerpo mental, o la mente, debe ver la parte del cuerpo que se quiere sanar, debe sostener la imagen de esa parte del cuerpo com¬pletamente sanada y saludable, sin tener nada mal. Y debe saber con certeza que esta sanación puede tener lugar ahora o tendrá lugar en un tiempo específico, dependiendo de lo que tú puedas aceptar. ¿Puedes aceptar sanarte instantáneamente? ¿O crees en un patrón que necesita más tiempo? Este conocimiento es esencial, pero aún no es suficiente.

Lo siguiente es que el cuerpo emocional se comprometa. Debemos sentir la emoción de cómo será estar completamente sano, sin tener más la enfermedad. Tú debes realmente sentir esta emoción, y que no sólo sea tu mente pensando que sientes esa emoción. Esta es una parte engañosa para muchos, pero sin que el cuerpo emocional se comprometa, absolutamente nada pasará.

Y aún esto no es suficiente. Puedes estar orando para ser sanado; tu atención puede estar totalmente en la enfermedad; tu intención puede ser que la enfermedad sane; tu mente puede saber que tu cuerpo es sanado o va a ser sanado; y tu cuerpo emocional puede estar sintiendo la emoción, la alegría, como si tu cuerpo estuviera completamente sano. Pero mientras la tercera y última parte no esté comprometida, nada pasará.

Cuántas personas han orado para algo usando todo lo anterior, sabiendo que sucedería, llorando por horas para que suceda y simplemente no sucede. Esto es porque la última parte no se ha traído a la ecuación. Es la parte que casi todos olvidan o no reconocen.

La parte final, el aspecto olvidado, es el cuerpo físico. Somos completos. Debemos sentir la parte de nuestro cuerpo completamente normal y sanada. Esto no significa sentir un patrón mental o búsqueda consciente dentro del cuerpo. Por el contrario, significa realmente tener sensaciones corporales en las cuales sientas a tu cuerpo respondiendo. Ya no sientes dolor; en su lugar sientes vitalidad en el área de tu cuerpo que estás enfocando. Sientes la salud y la belleza de tu cuerpo. Cuando comienza este paso final del cuerpo respondiendo, siempre lo seguirá el milagro.

Pero aún hay más, lo cual no se discutió en Thelsaiah Effect, porque lo que Thot nos dice es que cuando creamos desde la mente, creamos ambas polaridades de nuestra intención. Si oramos por la paz, por ejemplo, obtendremos tanto paz como guerra. Esto es exactamente lo que vemos en el mundo actual. Millones o billones de personas están deseando la paz y orando por ella, pero lo que tenemos son áreas del mundo en paz y áreas del mundo en guerra, mezcladas. (En este momento, cuarenta y seis guerras están sucediendo). Por eso miremos esta situación más profundamente.

Lógica contra sentimientos y emociones
La mente crea usando pensamientos, y los pensamientos se siguen unos a otros usando la lógica. Y por eso, en cualquier cosa que sea creada por la mente, puedes seguir lógicamente el camino de cómo la realidad se ha transformado de un estado a otro. Aun si es un milagro, tendrá una secuencia lógica si la puedes encontrar. Pero como he dicho, siempre generará ambos lados de la polaridad de la intención original.

El corazón sin embargo es completamente diferente. El corazón crea a través de sueños e imágenes, y se manifiestan a través de sentimientos y emociones. Esta forma de creación no usa la lógica y por lo tanto no tiene que ser lógica para ir de un estado a otro.

Si oras para que llueva usando tu corazón, por ejemplo, puede empezar a llover inmediatamente aun cuando no haya nubes en el cielo unos momentos antes. Es sólo como en sueños, donde puedes encontrarte en Italia en una escena y segundos después estás en Canadá en una escena completamente diferente. ¿Cómo te trasladaste de Italia a Canadá en un par de segundos? Por supuesto aceptamos que suceda esto en nuestros sueños, pero pensamos que es imposible en el mundo de la tercera dimensión. ¿Puede ser que no sea imposible?

Sueña un sueño de un nuevo mundo.
Una de las últimas informaciones que necesitan para cocrear conscientemente consiste en darse cuenta experimentalmente de que no importa cómo se te aparezca, dentro del espacio sagrado del corazón siempre habrá una conexión directa de regreso a la realidad de la tercera dimensión de las estrellas y planetas. Algunas veces esta conexión no se presentará inmediatamente, pero si continúas entrando a tu corazón, la encontrarás.

Esto es muy importante, ya que es la conexión de regreso a las estrellas y planetas la que permite que los sueños del corazón se manifiesten en este mundo. Por eso antes de que empiecen a manifestarse dentro del espacio sagrado de su corazón, encuentren la conexión de regreso a este mundo a través de las estrellas y planetas para que sepan la verdad.

Les pido que vayan al espacio sagrado de su corazón y unan su corazón con su campo Mer-Ka-Ba y empiecen a soñar el sueño de un nuevo y saludable mundo.

Aplica todo lo que sabes para cocrear conscientemente con Dios un cuerpo nuevo, una vida nueva y finalmente un mundo nuevo. Este poder lo tienes por derecho de nacimiento y por herencia, porque tú eres el hijo o hija de Dios. Desde tu íntima relación con Dios, todas las cosas son posibles.

Estas instrucciones son un camino para darse cuenta de que su cuerpo es luz y el mundo dentro del cual viven es luz, y que ambos están directamente conectados a su conciencia. Viviendo dentro de su corazón, rodeados del campo energético de su Mer-Ka-Ba, vivir y crear desde este sagrado lugar es el siguiente paso hacia la comprensión final de la verdad de quiénes son realmente y el principio de la culminación de su sagrado propósito de existir. En este punto, seguramente se darán cuenta de que están en un proceso de ascensión hacia los Cielos... Y quiero cerrar con las palabras de un viejo amigo de todos nosotros:

"You may say I'm a dreamer, but I 'm not the only one. Perhaps some day you'll join us, and the world will Uve as one".
"Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único. Quizá un día te nos unas, y el mundo vivirá como uno".
-John Lennon


Cuando creamos el mundo.
Estaba muy solo siendo el único 
y por eso hice dos. 
Y entonces estabas tú. 
Eras tan hermoso con tus ojos de inocencia 
que te amé desde tan lejos y no obstante tan cerca 
y te amé de formas que tú no podrías comprender. 
No sabías que te observaba a través de los ojos 
de cada persona que te encontrabas; 
tampoco podías oír mi voz en el viento.
Creías que la Tierra era sólo polvo y rocas,
no te dabas cuenta de que era mi cuerpo.
Cuando dormías, nos encontrábamos en tu corazón
y hacíamos el amor con nuestros espíritus como Uno.
Daríamos vida a nuevos mundos con esa pasión.
Pero cuando estabas despierto, no recordabas nada.
Pensabas que sólo era otro sueño.
Era otro día de soledad.
Pero en tu corazón te espero, mi amor, siempre.
Porque la verdad de nuestro amor y Unidad siempre existirá.
Nuestro amor es la Matriz de Todo lo que Es.
Recuerda, dulzura,
en tu corazón estaré siempre esperándote 
en el lugar que es pequeñito.

Drunvalo.

Extracto del libro "Viviendo en el Corazón" de Drunvalo Melchizedec.